Crisis en Cataluña puede repercutir en empleo e inversiones

El conflicto político entre las autoridades regionales catalanas y el gobierno central español puede repercutir negativamente en el empleo y las inversiones, además de ralentizar el crecimiento económico, señaló en un informe este miércoles la principal patronal de Cataluña.

Crisis en Cataluña puede repercutir en empleo e inversiones

«Si el entorno de incertidumbre jurídica persiste (…) la actividad empresarial podría verse afectada con los correspondientes impactos negativos sobre la inversión y la ocupación», asegura este informe de la patronal Fomento del Trabajo sobre las consecuencias de la fuga de empresas de Cataluña.

Según los últimos datos oficiales de este miércoles, 1.501 empresas trasladaron su sede social a otras partes de España desde el 1 de octubre, cuando se celebró un referéndum inconstitucional sobre la independencia de la región.

Entre estas empresas destacan el tercer y el quinto banco del país, CaixaBank y Banco Sabadell, la energética Gas Natural, el mayor grupo editorial en lengua española Planeta y el emblemático productor de cava Codorniu.

Los autores del informe consideran que esta relocalización «no tendría impactos muy significativos a nivel económico en el corto plazo porque la actividad de la empresa se mantiene en el ámbito original aunque se produzcan efectos negativos importantes en términos de imagen y reputación» para Cataluña.

Pero si la situación de incertidumbre se prolonga, «los riesgos son más relevantes en el corto plazo en la medida que se pueda ver limitado el desarrollo de ciertos planes de inversión», apuntan.

Incluso «puede producirse un traslado gradual de bienes y servicios producidos en Cataluña hacia las nuevas sedes en las que se han relocalizado», añaden.

La crisis puede agravarse esta semana si el Senado aprueba que el gobierno español tome el control de la región o el parlamento regional catalán declara la independencia de Cataluña como proponen los separatistas más radicales.

Esta incertidumbre en una región que aporta el 19% de la riqueza nacional llevó al gobierno español a rebajar tres décimas su previsión de crecimiento del PIB para 2018 hasta el 2,3%.

Fomento del Trabajo, claramente contraria a la independencia, urge en este informe «cerrar de forma rápida la vía de agua abierta en la economía catalana» y reclama «altura de miras a los agentes políticos implicados».

El lunes, un influyente foro empresarial de la región, el Círculo de Economía, advirtió que las consecuencias de declarar la secesión son «imprevisibles» y «dramáticas», y pidió la convocatoria «inmediata» de elecciones regionales.