<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Crudo Brent rebota y sube un 8,1 % tras el lunes negro

El crudo del mar del Norte para entrega en mayo comenzó hoy cotizando 36,85 dólares, un 7 % más que al cierre de la jornada anterior; retrocedió levemente, hasta los 36,51 dólares y volvía a repuntar de nuevo sobre las 14.45 GMT, hasta cotizar 37,15 dólares, un 8 % más que en su cierre del lunes

Crudo Brent rebota y sube un 8,1 % tras el lunes negro

El barril del crudo Brent prosiguió este martes su recuperación, al avanzar un 8,1 % sobre las 14.45 hora GMT, después de la estrepitosa caída de principios de la semana provocada por la guerra de precios iniciada por Arabia Saudí y entre el creciente temor causado por la epidemia de coronavirus.

El crudo del mar del Norte para entrega en mayo comenzó hoy cotizando 36,85 dólares, un 7 % más que al cierre de la jornada anterior; retrocedió levemente, hasta los 36,51 dólares y volvía a repuntar de nuevo sobre las 14.45 GMT, hasta cotizar 37,15 dólares, un 8 % más que en su cierre del lunes.

El Brent, de referencia en Europa, que cotiza en el International Exchange Futures de Londres, llegó a desplomarse la víspera un 30 %, el hundimiento más llamativo desde la primera Guerra del Golfo Pérsico (1991).

Ese notable colapso se debió fundamentalmente a la decisión adoptada por Arabia Saudí, el mayor productor de crudo del mundo, de bajar el precio de sus exportaciones, aunque otro factor de peso ha sido el pánico desatado en todo el mundo por la rápida propagación del COVID-19.

Sin recorte de producción

La caída se produjo después de que la alianza entre la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), Rusia y otros nueve productores fracasase el pasado viernes en Viena, por primera vez desde que se fraguara en 2016, al no lograr un compromiso sobre un nuevo recorte de la oferta conjunta de crudo.

Un día antes, la OPEP había acordado por unanimidad la iniciativa de Arabia Saudí de retirar del mercado 1,5 millones de barriles para frenar la caída de la demanda desencadenada por el coronavirus.

El llamado oro negro ya venía trazando una trayectoria descendente en las últimas semanas por la epidemia del virus respiratorio chino, que ha lastrado duramente los mercados de todo el mundo.

Algunos analistas han expresado su inquietud a que la guerra de precios derive en el hundimiento del petróleo hasta unos 20 dólares por barril, a menos que los saudíes y los rusos vuelvan a la negociación.