<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

CTV se pliega al paro cívico nacional de 24 horas 

La Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) ratifica su rotundo rechazo a la Asamblea Nacional Constituyente planteada por el presidente Nicolás Maduro y su respaldo al paro cívico nacional convocado por los factores de la Unidad, para este jueves 20 de julio de 2017.

CTV se pliega al paro cívico nacional de 24 horas 

El Comité Ejecutivo, previa consulta con la mayoría federaciones y organizaciones afiliadas, decidió acatar el llamado de la Mesa de Unidad Democrática e incorporarse a esta jornada nacional de protesta, dijo José Elías Torres, secretario general (e) de la central obrera.
En nota de prensa, exhortó a la fuerza laboral a sumarse de manera “masiva y pacífica porque es una forma de seguir presionando para que el Ejecutivo reflexione y eche para atrás la Constituyente”, por ser violatoria de la propia Carta Magna de 1999.
El vocero de la CTV resaltó el carácter cívico de la consulta popular del pasado 16 de julio en el que se expresaron más de 7,5 millones de venezolanos contra la iniciativa presidencial. Lamentó que “el gobierno sigue insistiendo de forma testaruda en hacer una Constituyente”, que rechaza más del 70% de los venezolanos, lo que a su juicio significa que “está pisando el acelerador para que aumente la conflictividad en el país”.
En paralelo, la Confederación de Trabajadores de Venezuela junto a otras centrales sindicales (Únete, CGT y Codesa) elevó ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) las denuncias sobre las amenazas y presiones a los empleados y obreros del sector público para que voten el próximo 30 de julio, para elegir a las personas que redactarán la nueva Carta Magna.
Y este miércoles recibió la notificación de ese organismo sobre admisión de la queja y la intervención ante el gobierno de Nicolás Maduro.
 
Carta OIT
Esto se suma al expediente que cursa ante esa instancia por las violaciones a los derechos laborales en el país, como la libertad sindical, la contratación colectiva, salario digno, entre otros, y que están contemplados en los convenios suscritos entre el Estado y ese organismo.
Es por ello que no se descartan acciones más radicales por parte de la Unidad y que serán consideradas en su momento por el movimiento sindical, como un paro de 48 horas y hasta una huelga general, en caso de no lograr el objetivo planteado de parar la Constituyente.
Aunque Torres reiteró una acción de ese tipo aún no ha sido discutida a lo interno de las organizaciones afiliadas y que requiere el más amplio consenso, porque “una huelga general va más vinculada con lo laboral”, sería una medida para protestar por la violación a los derechos de los trabajadores.
“Pero resulta que en el país también la parte laboral está siendo afectada: los salarios, la escasez de medicinas y alimentos, la paralización del parque industrial, el desempleo. Todo esto puede alimentar un expediente para activar una huelga general; pero, por ahora, lo que está planteado es un paro cívico nacional, expresó el dirigente sindical.]]>