<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

¿Cuánto cuesta un almuerzo en Caracas?

El menú ejecutivo ya no es una alternativa económica. Se necesitan dos días del bono de alimentación para comprar un almuerzo en el este de la ciudad. A medida que la inflación hace estragos, los consumidores ven mermadas sus posibilidades de comer en la calle.

¿Cuánto cuesta un almuerzo en Caracas?

En la cafetería el Orleon de Los Palos Grandes un menú con sopa, seco y dos contornos tiene un precio de Bs 5.400 mientras que el que incluye café, bebida y postre lo ofrecen en Bs 7.200.

Cuando han pasado cerca de 40 días de haberse iniciado 2017, ya se produjo el primer aumento en el menú, de la mano del alza del salario mínimo vigente a partir del 1° de enero.

Los precios de los platos del Orleon, que ofrece variedad de proteínas, son hoy el triple de los que eran en febrero de 2016.

Entrepanes, también ubicado en Los Palos Grandes ofrece un menú ejecutivo que incluye crema de vegetales, pollo al horno y arroz o ensalada mixta por Bs 5.950.

El encargado del local dijo que a pesar de que los costos han aumentado, no han subido los precios este año. Asegura que para la misma fecha de 2016 el precio del menú estaba alrededor de Bs 2.000.  El aumento de Bs 3.950 en un año “no resulta alarmante en medio de una inflación estimada de 800%”.

El restaurante El Baretto, ubicado también en la zona cuenta con dos opciones de menú: crema, primer plato, dos contornos, bebida y postre por Bs 7.000 y plato principal, dos contornos y bebida por Bs 6.000. “Este negocio tiene 20 años de tradición y la cola llegaba hasta la acera”, explica el dueño.

La clientela se ha visto reducida hasta la mitad y es que ya en este año se han visto obligados a aumentar sus precios 10% en dos ocasiones.

Al igual que El Baretto, la dueña del restaurante Presidente, en la tercera avenida de Los Palos Grandes, cuenta que antes se hacían colas para entrar y ahora las sillas del local están vacías aún en hora de almuerzo.

Allí un menú ejecutivo tenía un precio de Bs 6.000 hasta principios de enero. Para la fecha, el menú compuesto por entrada, segundo plato y postre tiene un valor de Bs 12.000. “No hay forma de mantener los precios porque todo se compra bachaqueado, la comida está muy cara”, sostiene la dueña del local con más de 45 años de antigüedad.

El precio del almuerzo es al menos en zonas del este de la ciudad el equivalente a dos tickets de alimentación.

Hacia el centro de la ciudad se come más barato. En Quinta Crespo, los platos son más económicos. En el Café Restaurant La Curva 100 un plato, sin sopa ni bebida cuesta Bs 3.900.

En el restaurant Pas de Calais del Bulevar Panteón, entre Veroes y Jesuitas, venden un menú ejecutivo que incluye carne de res, pescado, cochino, pollo o pescado, dos contornos, sopa y una bebida a Bs 4.950. Mientras que en la lunchería Panteón, un menú de bisteck de solomo, hígado, chuleta o milanesa con sopa y jugo tiene un valor de Bs 3.800. Ambos locales ya aumentaron al menos una vez sus precios en lo que va de año.

En otros lugares del centro de la ciudad, ubicados en la Cuadra Panteón, ofrecen consomé, seco y jugo en Bs 3.800. Jairo, el encargado, asegura que la clientela ha disminuido a la cuarta parte en comparación al año anterior y puede deberse a que los precios han aumentado más de 300%. Mientras que en el Restaurant San Rocco se encuentra una de las opciones más económicas «aunque de porciones más pequeñas», señala uno de los comensales, con un menú de sopa y seco a Bs 2.800.

De acuerdo con el informe del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros el costo promedio de un almuerzo en diciembre era de Bs 2.950, mientras que el monto diario del bono de alimentación es de Bs 2.124. El Cendas aún no publica su reporte correspondiente al mes de enero y en el que se espera un alza para el almuerzo promedio.

Según cifras preliminares del BCV de inflación filtradas a la prensa, 2016 cerró con una variación de precios de 799,9% y según cálculos de analistas independientes, se espera que este año supere la barrera del 1.000%.

Para poder competir en un mercado en el que el poder de compra es un factor a considerar, las cadenas de comida rápida presentan opciones más accesibles en precios aunque reducidas en tamaño. Asiduos visitantes de estos sitios aseguran que la calidad de los productos ha desmejorado con el empeoramiento de la crisis económica.

En Wendy’s, una hamburguesa Doble Classic, Doble Baconc o Doble Champion con bebida mediana tienen un precio de Bs 1.990. El Wendy’s lunch, una ración de nuggets o una hamburguesa Junior classic con bebida se ofrece en Bs 3.200, mientras que un sandwich de pechuga de pollo empanizado o una hamburguesa Big Classic mediana con papas y bebida valen Bs 6.055, más cercano al precio de un menú ejecutivo, solo por incluir las papas fritas.

En McDonalds, el McMenú tiene dos variaciones, el Cuarto Melt y un McPollo con papas y bebida a Bs 5.800. Por otra parte, en Subway la alternativa más económica es el sánduche chorisub de 15 cm acompañado de un refresco por Bs 2.950.