<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Curazao teme una crisis mayor, arrastrada por disputa entre Conoco y Pdvsa

La disputa legal entre la petrolera estadounidense ConocoPhillips y la estatal Pdvsa amenaza con crear una “potencial crisis” en la pequeña economía de Curazao, que corre el riesgo de dejar de procesar crudo venezolano en su refinería local, dijo su primer ministro. La isla antillana es una de las víctimas colaterales de la profunda crisis que atraviesa Venezuela y está en la línea de fuego en la disputa entre el gobierno de Nicolás Maduro y sus defraudados acreedores.

Curazao teme una crisis mayor, arrastrada por disputa entre Conoco y Pdvsa

La compañía estadounidense que tomó control de los inventarios y activos de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en Bonaire y San Eustaquio la semana pasada, estaría tratando de hacer lo mismo en Aruba y Curazao para cobrar un reciente laudo arbitral de 2.000 millones de dólares, según fuentes cercanas reseñadas por la agencia Reuters.
El primer ministro de Curazao, Eugene Rhuggenaath, informó que hasta el momento ninguna confiscación se ha producido, pero dijo estar preocupado ante la posibilidad de que Pdvsa detenga los envíos de petróleo a la refinería Isla para evitar un embargo y esa unidad se quede sin suministros de crudo.
“Somos conscientes de los riesgos potenciales”, dijo Rhuggenaath. “Una interrupción de la operación (de la refinería Isla) tendría un impacto devastador desde el punto de vista económico y social”, agregó en una entrevista telefónica.
Pdvsa ya suspendió el almacenamiento y los envíos de petróleo desde sus instalaciones en el Caribe, según una fuente de la petrolera estatal venezolana y datos de Reuters.
El primer ministro de Curazao dijo que está siguiendo la situación desde el sábado y entró en contacto con el equipo legal de ConocoPhillips en la isla para conocer sobre sus acciones y explicar los alcances que podrían tener las maniobras judiciales.
Pdvsa no respondió a una solicitud de información y un portavoz de Conoco dijo no saber si la empresa estadounidense ha entrado en contacto con el primer ministro de Curazao, pero indicó que está dispuesta a trabajar con las comunidades afectadas.
Buena parte de la economía del país insular depende de las operaciones de la refinería Isla, arrendada por Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y cuyas operaciones están amenazadas por la disputa legal planteada por la trasnacional Conoco Phillips, que reclama una compensación por la expropiación ejecutada en 2007 por el padre político de Maduro, Hugo Chávez.
La refinería Isla, con capacidad para procesar 335.000 barriles por día de crudo podría quedar muy pronto sin suministros si PDVSA suspende todos los envíos de petróleo
PDVSA ya suspendió el almacenamiento y el envío de petróleo desde sus instalaciones en el Caribe, según una fuente de PDVSA consultada por Reuters.
«Esta es de hecho una crisis potencial que puede afectar profundamente la situación social y económica de nuestra isla, y por lo tanto siempre estamos dispuestos a discutir y llegar a acuerdos con las partes relevantes», dijo Rhuggenaath.
Curazao podría verse obligado  a comprar productos refinados en el mercado global para atender a sus clientes y para el mercado interno.
Desde el 10 de octubre de 2010 Curazao es un país autónomo dentro del Reino de Países Bajos, al contrario de Bonaire, Saba y San Eustaquio, otras ex Antillas neerlandesas que hoy  mantienen estatus de municipalidades especiales de ultramar y tiene una más estrecha dependencia con La Haya.
Los curazaoleños tienen nacionalidad holandesa y portan pasaportes de la Unión Europea. Es una democracia parlamentaria, con un gobierno central federal y uno insular (territorial) que es el que preside el primer ministro, con responsabilidades en infraestructura, puertos, aeropuertos.
Según las informaciones oficiales del gobierno insular, la refinería es todavía un gran negocio que representa el 10% del Producto Interno Bruto (PIB) y el 90% de las exportaciones totales.
El turismo, las operaciones bancarias y los servicios también tienen peso económico importante.
Según cifras recopiladas por Pew Research, en Cuarazo vivían  en 2017 al menos 10 mil venezolanos registrados y con papeles en regla y unos 1.000 originarios de las isla estaban en Venezuela.
Sin embargo, la situación de Venezuela supone un problema para el pequeño país y en una entrevista publicada en abril por Curazao Chronicle,  Rhuggenaath, advertía que su  continuará deportando a inmigrantes ilegales, incluidos los venezolanos.
«Tenemos que repatriarlos porque estamos hablando aquí de un gran número de personas y viendo la limitación de Curazao, estos venezolanos no pueden quedarse aquí».
«Realmente no tenemos un número exacto, pero creemos que se trata de 5 a 6 mil personas», dijo sobre los inmigrantes no autorizados.
“Este es un problema que debemos enfrentar especialmente si estamos trabajando para darle trabajo a nuestra gente local «, dijo el primer ministro.
«Nuestra situación económica social actual no nos permite tomar refugiados o aceptar inmigrantes ilegales», dijo el primer ministro.
«En este momento nuestro enfoque está en nuestra economía. Tenemos que crear más trabajos para nuestra gente. Tenemos desafíos en varias áreas, incluido nuestro presupuesto y las finanzas públicas. Esta es la razón por la cual nuestra política hasta ahora es desalentar a los venezolanos para que vengan ilegalmente a Curazao y si llegan a nuestras fronteras, los arrestaremos y los enviaremos de regreso a su país», dijo.
Todavía está por verse el impacto de los problemas legalesde Pdvsa en Curazao, un territorio árido de apenas 472 kilómetros cuadrados con 130.000 habitantes registrados, ubicado a unos 65 kilómetros de la costa  venezolana del estado Falcón.
Curazao también ha sido durante los últimos años de la era chavista un privilegiado destino para inversiones financieras de capitales venezolanos en el exterior.
 ]]>