Dan solo 14 días de hospital y gastos hasta $23.000 por covid para asegurados en Venezuela

El aumento exponencial de casos de covid en este primer trimestre de 2021 también pone en riesgo la salud financiera de las empresas aseguradoras, argumenta la Superintendencia de Seguros (Sudeaseg), al limitar el alcance de las coberturas por covid.

Dan solo 14 días de hospital y gastos hasta $23.000 por covid para asegurados en Venezuela

Una nueva decisión del gobierno de Nicolás Maduro cae como un baño de agua fría para los pocos venezolanos que todavía pueden mantenerse asegurados con una póliza privada de salud, en medio del colapso del sistema sanitario nacional y la rápida expansión de la pandemia de covid.

Ahora las compañías de seguro privadas y del Estado sólo están obligadas a cubrir un máximo de 14 días de hospitalización y a reconocer un máximo de $23.595 en gastos para los pacientes asegurados y atendidos en una clínica de primer nivel.

Según datos de medios locales y familiares de pacientes tratados, un día de terapia intensiva en una clínica puede costar entre $2.000 y $4.000.

En una clínica modesta en Caracas, la cobertura de un seguro de $13.000 alcanza para unos 12 días, dijo una fuente que pasó por la experiencia de covid.

En dos renombradas clínicas de Caracas, los datos corroboran lo costoso que puede salir enfermar de covid.

Un paciente de tercera edad debió pagar $20.000 tras 15 días de estar internado. Eso fue el año pasado, cuando los precios en dólares en Venezuela no se habían disparado tanto como ahora.

Hace un mes, otro paciente tuvo que pagar $26.000 por 15 días interno.

Pero los de hospitalización no son los únicos gastos asociados a un proceso de estos. También están los costos de medicinas, tratamientos, consultas y rehabilitación.

“El promedio es de 20 a 30 mil dólares por covid si no vas a terapia y si no pasas más de 15 días” de hospitalización en una clínica, observó esta fuente.

Las sumas máximas están definidas en petros, la unidad contable creada por Maduro como referencia para pagos de pensiones, jubilaciones, impuestos, algunos sueldos e inversiones.

Tomando en cuenta el conversor de esta unidad alojado en la plataforma del estatal Banco de Venezuela, el límite máximo de cobertura para unas hospitalización en una clínica tipo A, alcanza a 420 petros.

De petro a dólar

A la tasa actual son esos 23.595 dólares.

En una clínica tipo B, la cobertura máxima tendrá un límite de 364 petros, es decir $20.449.

Los detalles están contenidos en la circular SAA-91109 de la Superintendencia de la Actividad Aseguradora, fechada el 26 de marzo y publicada en el portal de esta institución oficial.

El texto recuerda que desde que el 13 de marzo de 2020, cuando se declaró en Venezuela el estado de alarma por la pandemia de covid-19, el gobierno acordó con las afiliadas a la Cámara de Empresas Aseguradoras de Venezuela y con la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales, “el compromiso de otorgar dentro de los límites de la suma asegurada de sus contratos, cobertura de las patologías asociadas al covid-19”.

Aumento exponencial de casos

Durante el primer trimestre de este año 2021, “el número de contagios se ha visto incrementado exponencialmente, con implicaciones económicas para el sector asegurador, cuya siniestralidad ha ido igualmente en ascenso, en detrimento de su situación financiera y el riesgo a la solvencia” de las empresas frente a los tomadores, asegurados, usuarios, beneficiarios y contratantes, señala.

“La situación excepcional obliga a dotar medidas urgentes y efectivas” para garantizar una prestación eficiente y oportuna del servicio, dice, “para la preservación y protección de la salud de la población venezolana”.

También “la salud financiera y el correcto funcionamiento del sistema asegurador”, agrega la circular.

Es así como la Superintendencia regula la cobertura máxima que pueda tener un paciente de covid en Venezuela.

Otro ladrillo

La medida se suma a las malas noticias para los pacientes de covid en Venezuela. Por aquí, la pandemia apenas toma auge, los hospitales están colapsados y cada día aumenta el número de personas apelando a la caridad de familiares, amigos y desconocidos en redes sociales para sobrevivir a la enfermedad.

Venezuela está sumida en una depresión económica que dura ocho años, con una hiperinflación entre las más virulentas de la historia mundial y un estado quebrado desde el punto de vista fiscal.

En el pasado, un paciente o sus familiares podía ingresar a una clínica con el respaldo de tarjetas de crédito y asegurar por  lo menos la atención primaria, dependiendo de su límite.

Pero desde hace años las tarjetas de crédito tiene un límite irrisorio y han desaparecido, junto con toda la figura del crédito en el sistema financiero.

El sistema de seguridad social no funciona, los hospitales del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) están colapsados y sin insumos; su personal no gana ni 10 dólares por mes.

Ahora, hasta los que estén asegurados corren el riesgo de morir por falta de atención en caso de que se complique un cuadro de contagio de covid-19 y requieran una hospitalización mayor a 14 días.