<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Dictan orden de captura contra representante de Azucarera Río Turbio

El fiscal general designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, informó que se emitió una orden de captura contra Ricardo Peña, representante de la Azucarera Río Turbio C.A., tras haberse detectado sobreprecio en importaciones con dólares asignadas por la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) y el Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex).

Dictan orden de captura contra representante de Azucarera Río Turbio

Saab indicó que entre 2004 y 2017 la empresa recibió 156 millones de dólares y que las investigaciones del Ministerio Público detectaron un sobreprecio de 235%.

Durante un balance de los avances en los casaos de Cadivi-Cencoex, Odebrecht y Faja Petrolífera del Orinoco, el fiscal dijo también que se detuvo a José Wolfang Báez, de Importación y Construcción BJL C.A. por obtención ilegal de divisas, legitimación de capitales y asociación para delinquir y se solicitó el bloqueo e inmovilización de sus cuentas bancarias. Báez está recluido en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) del estado Táchira.

Esta empresa recibió 3,2 millones de dólares, acotó Saab.

Hasta la fecha, el Ministerio Público ha realizado allanamientos a 18 empresas vinculadas a casos de corrupción con Cadivi y Cencoex, en todo el territorio nacional para verificar el uso de las divisas entregadas para importar alimentos y medicinas.

En transmisión de la estatal Venezolana de Televisión, el fiscal indicó que entre la semana pasada y la anterior fueron allanadas 15 empresas, de las cuales se logró verificar que 13 «no poseen domicilio fiscal, es decir, son empresas fantasmas». Entre todas estas empresas recibieron 85 millones de dólares.

En este sentido, la Fiscalía dictó orden de aprehensión contra todos los representantes legales de las empresas vinculadas y, una vez sea verificada la defraudación al Estado, «se va a proceder a la incautación de sus bienes», operativo que se encuentra en marcha.