<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Diputado Alvarado: Gobierno podría dejar vencer otros dos canjes de oro

Ángel Alvarado, miembro de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, cree que el gobierno venezolano continuará rematando activos para obtener liquidez ante la escasez de divisas.

Diputado Alvarado: Gobierno podría dejar vencer otros dos canjes de oro

El Banco Central de Venezuela (BCV) podría dejar vencer dos canjes de oro con el banco norteamericano Citibank, señala Alvarado.

El parlamentario sostiene que debido a los problemas en el flujo de caja en divisas, el gobierno estaría dispuesto a perder el oro que forma parte de las reservas internacionales del país.

El 12 de octubre venció el plazo de pago de la deuda con el Deutsche Bank correspondiente a un canje de oro. De acuerdo a recientes declaraciones dadas por el parlamentario a la agencia Reuters,  el BCV debía cancelar unos 1.200 millones de dólares al banco alemán, para recuperar el oro que permanecía como garantía de este préstamo.

En conversación con El Estímulo, Alvarado indicó que «la estrategia del gobierno es dejar vencer o seguir negociando ese oro. Hay poco margen de maniobra, parece que la estrategia del gobierno es obtener liquidez, es decir, dólares en efectivo. Esta semana hay pagos pendientes por 3.500 millones de dólares. Evidentemente está raspando la olla para obtener ese efectivo y honrar los compromisos adquiridos de manera irresponsable, y con poca reflexión sobre el futuro del pueblo venezolano».

Explicó que este oro podría ser renegociado ya que se encuentra depositado en el Banco de Inglaterra, y en consecuencia está fuera del alcance de las sanciones impuestas por Estados Unidos al gobierno de Nicolás Maduro. «Aunque pudiera tener temores de sanciones por parte de la Unión Europea, hasta ahora no hay restricciones».

Explicó que hay un estimado de 46 toneladas de oro, que formaban parte de los activos del Banco Central, «este oro dejó de ser venezolano», dijo.

“Al ejecutar la prenda al Deutsche Bank, Venezuela perdería la titularidad del oro y este pasaría a la entidad financiera”, lo que podría suceder igualmente con el banco norteamericano.

“Es un gran cargamento de oro que perdería la República, y el gobierno con tal de seguir honrando los compromisos externos que tiene, está dispuesto a seguir rematando activos, como pasó con el colateral de Citgo que está en riesgo y el caso del Arco Minero”, dijo.

A su juicio, esta estrategia económica y financiera del gobierno es totalmente «desacertada. Venezuela por la crisis económica que tiene, puede lograr reducciones de deuda, renegociando condiciones, así como plazos de pago, períodos de gracia e incluso reducción importante en los pagos de estas acreencias».

Sin embargo, algunos analistas sostienen que ante la merma de los ingresos en divisas del país, el gobierno puede dejar vencer estos canjes y vender más oro que forma parte de las reservas.

El director de la firma Ecoanalítica, Alejandro Grisanti, señaló recientemente que aproximadamente 30% del oro monetario de las reservas se encuentra en garantía a cambio de préstamos, por lo que de dejar vencerse podría liberar recursos para cubrir 57% de las importaciones que se requieren.

«Se podrían esperar nuevos canjes de oro, pero también el gobierno puede vender oro con el cual podría llegar a financiarse con alrededor de 2.000 millones de dólares. Si vende el oro que ya tiene en swap (canje) podría pagar deuda de este año y el que viene», afirmó Grisanti. 

Acotó Alvarado -por otra parte- que Venezuela podría pedirr ayuda financiera internacional, para suavizar «la difícil situación de los venezolanos». Cree que tanto China como Rusia no se encuentran  en disposición para ayudar financieramente a Venezuela.

Con respecto al llamado al gobierno que hizo Julio Borges, presidente de la AN, para que refinancie la deuda externa y utilizar así los recursos que se dedican al pago de los bonos para importar alimentos y medicinas, Alvarado señaló que ningún funcionario ha tenido contactos con el Parlamento para tratar este tema. 

Dijo además que varios bancos de inversión internacionales mantienen un contacto permanente con los diputados de la AN, para conocer la legitimidad de posibles operaciones.

La Asamblea Nacional sigue siendo el órgano legítimo para autorizar deuda, y evidentemente la banca internacional nos contacta para consultar sobre la legalidad o no de ciertas operaciones, así como las implicaciones políticas de las mismas. Esto es un reconocimiento tácito de la legitimidad a la AN, porque está claro que cualquier negociación que no sea aprobado por el Parlamento no será reconocida”, señaló.