Dos tanqueros con gasolina esperan en Cardón a la espera de pago

El 30% de las estaciones de gasolina de Caracas tiene dificultades para surtirse de combustible por los retrasos en los despachos. La razón es el cierre de vías que casi a diario se observan en la ciudad capital por las protestas que adelanta la oposición en contra del gobierno de Nicolás Maduro.

Estaciones cerradas o con colas de vehículos a la espera de las gandolas se observaban temprano en la mañana de este viernes en algunos puntos del oeste y este de Caracas.
Fuentes del sector señalan que el problema comienza con el cierre de los accesos a la Universidad Metropolitana, ubicada al este de la capital. «No se trata de un caso de escasez de gasolina», aseguró uno de los consultados.
Los transportistas sufren las consecuencias del cierre del paso a Caracas. Han tenido que adaptarse a la nueva realidad. Y ahora solo cargan en las mañanas, proceso que comienza a las 4:00 am en la planta de Guatire para poder estar en Caracas a las 6:00 am y llegar a las distintas estaciones de servicio.
Un dueño de una bomba de gasolina dijo a El Estímulo que, aunque la planta de llenado está abierta las 24 horas del día, los choferes no están cargando por las tardes debido a las protestas, la mayoría de las cuales se da después de los mediodías.
En las refinerías se está trabajando bajo presión por la falta de crudos Merey de 26 grados Api para las cargas de las plantas refinadoras. Se suma la permanencia de dos semanas en la terminal de Cardón de dos tanqueros con aproximadamente 150.000 barriles cada uno, esperando que les cancelen la factura para descargar, una situación que se repite cada vez con más frecuencia.
Sin las importaciones de gasolina no se puede atender el mercado doméstico por varias razones. En primer lugar, porque no está produciendo gasolina terminada ante la falta de productos oxigenados como Tame y MTBE en las plantas de alquilación, que dan fuerza de octanaje a la gasolina.
Las plantas de alquilación llevan como dos años confrontando fallas continuas porque están muy deterioradas, y en ocasiones los repuestos exigidos no llegan y como resultado no hacen el trabajo con la eficiencia requerida.
En Cardón (Falcón) hay dos plantas de alquilación paradas, una en Amuay (Falcón) y otra en el Palito (Carabobo). En varias ocasiones, la falta de oxigenados lleva a los trabajadores a usar gasóleo al vacío, que no tiene el suficiente octanaje para producir una gasolina terminada, dijo el dirigente sindical Iván Freites.
Se estima que Cardón está produciendo unos 70.000 barriles diarios de gasolina de bajo octanaje, por la falta de oxigenados y fallas de las plantas por poco mantenimiento.]]>