<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

EEUU incauta páginas web usadas para mediar en envío de gasolina iraní a Venezuela

Mobin International, Sohar Fuel y Oman Fuel fueron las empresas que, según EEUU, arreglaron un envío de gasolina multimillonario hecho por los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica hacia Venezuela

EEUU incauta páginas web usadas para mediar en envío de gasolina iraní a Venezuela

Estados Unidos anunció este viernes la incautación de tres páginas web usadas por empresas acusadas de intermediar en un fallido envío de gasolina iraní a Venezuela. Washington requisó el envío este mes.

Según las autoridades, tres empresas, «Mobin International, Sohar Fuel y Oman Fuel arreglaron un envío de gasolina multimillonario hecho por los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica hacia Venezuela».

En las páginas de internet se lee la leyenda «Este dominio fue confiscado». También tienen la bandera estadounidense de fondo y los sellos del Departamento de Justicia.

Sobre los buques confiscados

El 13 de agosto, las autoridades estadounidenses confiscaron cuatro buques iraníes en altamar que se dirigían a Venezuela cargados con gasolina iraní.

Un juez federal de EEUU autorizó la confiscación de los cuatro buques con bandera de Liberia. Los nombres de los barcos eran Luna, Pandi, Bering y Bella.

El Bering y el Bella navegaban por aguas de Cabo Verde cuando el Gobierno de Donald Trump interpuso la demanda para su incautación en julio pasado, mientras que la última señal conocida del Pandi y el Luna fue en Omán.

Esa demanda alega que el envío de los buques fue organizado por un empresario iraní con vínculos con la Guardia Revolucionaria. EEUU considera esta organización como terrorista. El decomiso de los buques representó un paso más de presión del Ejecutivo estadounidense a Teherán y Caracas.  Trump ha impuesto numerosas sanciones económicas a ambos gobiernos.

Estados Unidos recurrió a la justicia el 2 de julio para confiscar el cargamento, como parte de la estrategia de Donald Trump contra el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, que no está reconocido por Washington.

Con información de AFP y EFE