<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

EEUU pide bloquear fusión de petroleras Halliburton y Baker Hughes

Autoridades antimonopólicas de Estados Unidos demandaron este miércoles bloquear la fusión Halliburton y su competidora Baker Hughes que crearía un gigante mundial en el sector de servicios petroleros.

EEUU pide bloquear fusión de petroleras Halliburton y Baker Hughes

El Departamento de Justicia estadounidense (DoJ) inició un proceso ante la justicia para bloquear la adquisición de Baker Hughes por Halliburton, una transacción de 34.600 millones de dólares acordada por las dos petroleras en respuesta a la caída del precio del petróleo.

Según las autoridades estadounidenses la fusión, eliminaría la competencia, elevaría los precios del crudo y reduciría la innovación en el sector petrolero, según un comunicado.

De ser confirmada, la fusión (anunciada en noviembre de 2014) crearía un poderoso rival a la principal petrolera mundial, Schlumberger.

«La fusión propuesta entre Halliburton y Baker Hughes eliminaría una competencia esencial, al desequilibrar el mercado de la energía y perjudicaría a los consumidores», señaló el DoJ e indicó que había presentado una demanda ante un tribunal del estado de Delaware (noreste) donde están registrados los dos grupos.

«Es una transacción sin precedentes en cuanto a su alcance y a los problemas de competencia y concentración que presenta», indicó el fiscal general adjunto Bill Baer.

«Halliburton y Baker Hughes son dos de las tres empresas más grandes de servicios petroleros integrados en el mundo, y compiten para inventar y vender productos y servicios que son cruciales para la exploración y producción de energía. Precisamos mantener una competencia substancial en este sector importante de nuestra economía», añadió.

Las dos empresas estimaron que la demanda estaba basada en una interpretación errónea del mercado de servicios petroleros y que combatirían «vigorosamente» el caso. La fusión reduciría el precio del petróleo y permitiría ofrecer a los clientes tecnología de punta, indicaron en un comunicado conjunto.

La Comisión Europea había abierto una investigación sobre esta fusión en enero.

«Las empresas tienen la intención de demostrar que el DoJ ha subestimado el carácter altamente competitivo de la industria de servicios de campos petrolíferos, las múltiples ventajas de la fusión propuesta, y la suficiencia de la venta de activos», indicaron Halliburton y Baker Hughes.