<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

El Eurogrupo acuerda un nuevo desembolso financiero para el rescate griego

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, el Eurogrupo, llegaron a un acuerdo político para cerrar la tercera revisión del rescate griego y hacer un nuevo desembolso de 6.700 millones de euros para el país, tras constatar que ha cumplido con la mayoría de las condiciones exigidas.

El Eurogrupo acuerda un nuevo desembolso financiero para el rescate griego

«Tenemos buenas noticias: hemos logrado un acuerdo político sobre la tercera revisión del programa. Casi todas las acciones previas se han aprobado y ahora se tiene que comprobar que se cumpla con las medidas pendientes próximamente», dijo el nuevo presidente del Eurogrupo, el portugués Mário Centeno, que se estrenó en el cargo.
Los países del euro han pactado que el próximo desembolso para Atenas de su tercer programa de rescate será de 6.700 millones de euros que se entregarán en dos tramos.
El primero se otorgará en febrero por un total de 5.700 millones de euros y se destinará al pago de la deuda helena y a crear reservas de liquidez para el retorno de Grecia a los mercados, mientras que el segundo (1.000 millones) deberá ser aprobado en primavera a nivel técnico y se dirigirá a pagos atrasados.
Con el acuerdo político de hoy en la mano, el nuevo desembolso está pendiente solo de recibir el visto bueno del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) -el fondo de rescate de la eurozona-, una vez que los acreedores constaten que las autoridades griegas han implementado las medidas que aún tienen pendientes.
En concreto, las instituciones europeas que participan en el rescate -MEDE, Banco Central Europeo y Comisión Europea- deberán confirmar que Grecia continuará con las subastas en línea y completa las medidas pendientes en materia de privatizaciones, indicó el Eurogrupo en una declaración.
Los 19, no obstante, subrayaron que Atenas ha cumplido «casi todas» medidas que se le exigían, en particular la aprobación de su presupuesto para 2018, y cumplido con el objetivo de tener un superávit primario del 3,5 % del PIB (Producto Interno Bruto).
Además alabaron que haya superado sus objetivos fiscales en los últimos tres años, reforzado la recaudación fiscal, mejorado el entorno de negocio con la liberalización de profesiones reguladas, liberalizado el mercado energético y hecho progresos en la reducción de préstamos morosos.
Según lo acordado entre Grecia y sus acreedores, a partir de este momento y si el rescate se cierra con éxito, podrán empezar a negociarse nuevas medidas de alivio de la deuda griega en caso de que sea necesario.]]>