El petro comienza su "nueva etapa" sin que se defina su funcionamiento

Desde este 1 de octubre, el petro, la criptomoneda venezolana creada en diciembre de 2017, comenzará una nueva etapa como moneda de intercambio comercial internacional que, según el gobierno nacional, generará “grandes equilibrios, beneficios y será base para la expansión de la inversión”.

“El petro entra en funcionamiento como moneda de intercambio comercial para las actividades internacionales de la República. Entrará a la calle a funcionar como moneda digital petrolera de Venezuela”, dijo el presidente Nicolás Maduro el pasado 21 de septiembre aunque no explicó cómo sería el funcionamiento de la criptomoneda.

Sin embargo, el gobierno no ha detallado la forma en que esto se pondrá en marcha.

El Ejecutivo nacional decidió darle otro uso al petro y emplearlo como unidad de cuenta dentro del país, a raíz de que el gobierno de Estados Unidos impuso varias sanciones que impidieron a este criptoactivo sirviera para el comercio exterior.

Venezuela aseguró que la criptomoneda venezolana será canjeable en casas de cambio nacionales e internacionales por “otras criptomonedas o divisas”. No obstante, las casas de cambio autorizadas en el país aún no tienen conocimiento del monto oficial.

A este aspecto operativo debe unirse la aceptación por parte de las empresas proveedoras de bienes o servicios.

Maduro dijo que la oferta inicial había recaudado más de 3.000 millones dólares, donde el dinero ingresaría a las reservas y nutriría al Dicom.

El abogado y constituyente de la asamblea chavista, Hermann Escarrá, dijo este lunes que las transacciones internacionales con el petro constituyen una “alternativa para tener más autonomía y libertad económica frente a la imposición de la hegemonía del dólar y del bloqueo financiero y comercial del gobierno de Estados Unidos contra la nación”.

Con información de AVN