El petro es una emisión de deuda y está diseñado para captar divisas

Analistas y expertos sostienen que se debe ser cuidadoso en levantar falsas expectativas en la población sobre el alcance de la moneda digital creada por el gobierno venezolano. Señalan que se debe impulsar el uso de las criptomonedas en el país, mientras que representantes del gobierno afirman que se convertirá en un instrumento de ahorro.

El petro es una emisión de deuda y está diseñado para captar divisas

El gobierno puso en marcha su nueva estrategia para sortear las sanciones financieras e individuales de Estados Unidos en contra de funcionarios venezolanos: el petro. Funcionarios señalan que es un criptoactivo con garantía en el petróleo y expertos afirman que se trata de un vale con características de emisión de deuda.
Para el economista Víctor Alvarez, el petro es una operación diseñada para captar divisas y evadir el bloqueo financiero de EEUU y Canadá, además de representar endeudamiento público.
“¿Por qué el gobierno de Venezuela se empeñó en mantener al día el pago de los bonos de deuda externa a pesar de los menores ingresos, porque era una condición necesaria para poder levantar más recursos con otras emisiones. Pero al aparecer las sanciones, se vio obligado a crear otras estrategias. El petro ha sido interpretado como una emisión de deuda, porque en el white paper señala que el gobierno está obligado a reembolsar los recursos que capte”, dijo en el foro Criptomoneda, organizado por la Asociación Nacional de Criptomonedas (Asonacrip).

Acotó Alvarez que el objetivo principal del petro es el de captar divisas.
Para Laura Carreño, directora de Relaciones Institucionales de la Superintendencia de Criptoactivos y de Actividades Conexas, el petro es un criptoactivo creado por el Ejecutivo para democratizar la inversión petrolera, “será nuestro instrumento de ahorro y nuestro activo venezolano a través de los criptos, es un instrumento de inversión. Con ello estaríamos evitando todos los bloqueos y sanciones financieras”.
Asegura que dará estabilidad a la economía y accesible para la población a través de la billetera digital. Niega que sea un bono de deuda.
“Los bonos materializan deuda y resultan ser una moneda física, en cambio el petro es un criptoactivo digital, tiene un respaldo y es un sistema descentralizado, es decir, no depende de banco central alguno. Abre una nueva ventana de financiamiento internacional para el desarrollo económico y social”, explicó Carreño.
A su juicio, el petro es un sistema no especulativo porque está respaldado por el precio del petróleo y afirmó que el uso de la plataforma rusa NEM evitará hackeo y violaciones de seguridad.
Informó Carreño que gobernaciones y alcaldías preparan proyectos para realizar minería digital, los cuales serán evaluados para su posterior acompañamiento para suministrar las máquinas y el financiamiento requerido.
Para José Angel Alvarez, presidente de Asonacrip, el país será vanguardia en tendencia tecnológica con la puesta en marcha del petro y con el impulso a la minería digital. “Venezuela está en crisis y necesita herramientas visionarias para mejorar su situación”.
Defiende la libertad de comprar cualquier moneda digital en el mundo. “Si no le gusta el petro, pues compre otra criptomoneda. Es necesario también sembrar el petro, tal y como dijo Arturo Uslar Pietri con el petróleo. No podemos cometer los mismos errores, no vamos a tener unas súpergranjas digitales mientras niños pasan necesidades”.
Resaltó Alvarez que Asonacrip plantea la posibilidad de que se creen microcursos de minería digital, así como la creación de un Ministerio Fintech.
Victor Theoktisto, miembro del Observatorio Blockchain y profesor de la Universidad Simón Bolívar, resalta que la propuesta actual establece que se puede comprar petro en divisas, más no en bolívares. Sostiene en el mercado secundario el precio estará regulado por las casas de intercambio o los exchanges, pero esto no impedirá que surja un “petrotoday”.
“Por eso digo que el petro no cumplirá la propuesta del presidente Maduro de estabilizar el bolívar. Si hay una paridad bolívar-petro, se convertirá en un gran billete digital. Debemos dejar que el petro sea una divisa externa”.
Reiteró Theoktisto que el petro funcionará como un sistema de pago y que “en la medida en que sea difundido como medio de pago, entonces comenzará a generalizarse como una nueva moneda nacional”.

Resalta que si no se crean las condiciones tecnológicas adecuadas es poco alentador su éxito.
“Hay que mejorar el ancho de banda, el Internet y la población tiene que estar bancarizada.
Es un gran reto”.
Víctor Alvarez sostiene que si se maneja bien, las criptomonedas con respaldo se convertirán en nueva megatendencia que desplazará no solo el papel moneda sino también a las criptomonedas fiduciarias, pero “corren el riesgo de ser monedas altamente especulativas. Se debe tener cuidado con no levantar falsas expectativas sobre el alcance para la población”.]]>