<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

El petro no tiene respaldo en petróleo sino en bolívares

¿Es una criptomoneda? No, una criptomoneda es un sistema electrónico de pagos, de especulación, que opera un dinero que también es un activo. Una criptomoneda opera de modo descentralizado, similar a como se expresan las transacciones monetarias en una economía, esencialmente privada, y su respaldo lo da la propia gente, sus propietarios, muy distinta al respaldo que ofrece el gobierno venezolano a través del Estado soberano, algo así como un oxímoron.

El petro no tiene respaldo en petróleo sino en bolívares

El gobierno, pese al rechazo institucional a lo largo del mundo, seguía con su proyecto adelante. Cada vez que el presidente Nicolás Maduro se refería al petro presentaba diferentes respaldos, así el primero fue “petróleo en producción”, lo cual no es posible porque viene en declinación.
Posteriormente y siendo Venezuela el mayor contenedor de petróleo en el mundo, el Presidente señaló que las reservas de petróleo serían el respaldo. Discutimos esa propuesta en su momento porque es una regla que el petróleo en el subsuelo, así sea reserva probada, tenía valor cero. Ese respaldo per sé es no líquido, algo imposible en un mercado de capitales.
En fin, el petro ha cambiado y mutado al ritmo del discurso del Presidente, una improvisación tecnológica revestida de “mágico socialismo” con el cual supuestamente terminaría la gran tragedia económica venezolana, causada por el propio socialismo. Esta tragedia se expresa en dos monumentales crisis insostenibles e insuperables, y que la literatura económica la cita como las crisis gemelas, ambas de pagos: una en moneda nacional y la otra en moneda de valor internacional.
El gobierno abrió la fiesta patronal del petro la medianoche del 20 de febrero con la venta privada y en un mes se dará la ICO (Initial Coin Offering).
– De Ethereum a NEM y de NEM a ZEUS –
El cambio de Ethereum a NEM se debió –según lo dejó saber su fundador a la misma que ofició NEM– evitar endosos políticos, además que el petro sería una moneda electrónica centralizada y propiedad del Estado, algo diferente al diseño de las criptomonedas, característica del emprendimiento privado.
El cambio a NEM se ejecutó a última hora de la plataforma blockchain del petro. En el White Paper se aseguraba que se usaría ERC20  –bloques de blockchain de Ethereum–, pero se hizo el cambio al blockchain de NEM a último momento y la información publicada en el manual de compra entregado después del lanzamiento.
De hecho, Maduro anunciaba que la Fundación NEM se encontraba durante la presentación del petro en Miraflores, lo cual fue desmentido por la propia fundación horas más tarde a través de su cuenta @Inside_NEM, señalando que quienes allí esta ellos no estaban en la reunión, que allí estaban estuvieron fueron representantes del Exchange Zeus, quienes han sido clientes de la Fundación, y se encargan de petro.
La Fundación NEM ha dejado claro que la tecnología de NEM está abierta libremente a cualquier individuo u organización que quiera utilizarlo. La Fundación NEM se abstiene de endosos políticos y confirma que el gobierno de Venezuela tiene la intención de usar el blockchain de NEM.
NEM insiste en aclarar que es una “fuente abierta” (open source) y que por lo tanto, cualquier proyecto basado en NEM está fuera del control de la Fundación. La Fundación no está directamente involucrada con el proyecto pETRO y no está en condición de controlar cualquier proyecto open source. Deslindarse de petro parece ser una tarea obligatoria ante la advertencia del departamento del Tesoro de Estados Unidos.
– El “backing” del petro –
La reacción de Vitalik Buterin, fundador de Ethereum, dejó claro su posición con respecto al petro, argumentando que el proyecto es bastante centralizado y depende de múltiples formas del gobierno de Venezuela que no parece muy confiable.
Vitalik confirma en un tuit que el tal respaldo del petro no solo no es petróleo en producción ni las reservas de crudo. El  White Paper –documento oficial del petro– dice que es el Estado soberano y los petros serían canjeados por bolívares, de esos mismos que la hiperinflación envileció.
De acuerdo con esto dos reacciones, Fundación NEM y Vitalik Buterin, podemos inferir, que el gobierno de Venezuela no tenía el visto bueno del fundador de Ethereum para que el petro funcionara con su plataforma, y usó la blockchain de NEM porque no requería permiso para ello, pues es software abierto gratuito.
De acuerdo con la fórmula diseñada y escrita en el White Paper, a la hora de un default el comprador recibiría bolívares.
Quizás sea pertinente destacar que el respaldo al petro es el mismo que el Estado y el Gobierno le otorgan al bolívar, ninguno, porque el colosal déficit fiscal que arrastra el gobierno desde 2011 y que lo llevó a una colosal crisis de pagos,  requirió que el BCV imprimiera y digitalizara el bolívar a velocidad de doblar la liquidez monetaria cada 4-5 meses hasta llevarlo a una hiperinflación de seis dígitos -en curso- y en camino de muchos ceros más.
Pero allí no termina la historia del respaldo. Es el caso de la deuda externa de Pdvsa y la República, el Estado/Gobierno entran en impago-default- al no pagar ni intereses ni capital de la deuda externa.
Ese Estado es el respaldo del petro. El White Paper lo expresa literalmente en la sección 5 referido al tema. Los bolívares serían calculados en una fórmula que depende de la tasa de cambio oficial, que en Venezuela es el Dicom.
La conclusión es muy sencilla, el petro está respaldado por el Estado, pero tendrá que cargar bolívares arbitrados a la tasa de cambio oficial, que es la octava parte del precio del dólar paralelo. En realidad el respaldo del petro son los bolívares, la única moneda de curso legal que el Estado imprime, dinero que además es un pasivo del BCV. Es decir, ofrece bolívares basados en el precio del petróleo. Por encima del riesgo de impago total, les da una oportunidad de hacer un default parcial manipulando la tasa oficial del bolívar. Al final, el petro es otro pasivo, un instrumento de deuda pública que se arbitrará en dólares, dado que el costo de oportunidad de mantener petros en el portafolio es mayor que el costo de mantener dólares.
De acuerdo con el White Paper la fórmula del cálculo de los bolívares que recibiría en caso de default el cómputo de petros sería:
Fórmula petro]]>