El sector servicios como desafío

Hace unos días se llevó a cabo en San José, Costa Rica, el sexto foro Latinoamericano y del Caribe de Outsourcing y Offshoring Outsource2LAC, como parte de las iniciativas del programa ConnectAmericas, plataforma gratuita del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que busca la internacionalización de las pequeñas y medianas empresas (pymes).

El sector servicios como desafío

Tuve el placer de participar en los diferentes paneles y conferencias que ofrecieron una panorámica sobre el sector servicios en la región y las principales tendencias, tanto a nivel global como regional.

En este evento participaron más de 400 empresas proveedoras de servicios de América Latina, de las cuales unas 200 fueron de Costa Rica (país sede), además de 22 agencias de promoción de comercio y fue una ocasión propicia para las reuniones de negocios y las alianzas comerciales. En total se concretaron más de 3 mil citas de negocios que potencian al sector servicios en la región latinoamericana.

Según datos aportados por el BID, la plataforma ConnectAmericas ha permitido concretar negocios por más de US$ 152 millones entre pymes, que representan el 99% de todas las empresas de la región y generan casi el 60% de los empleos. Un punto importante sobre el cual hace falta avanzar es en la naturaleza exportadora de las pymes en Latinoamérica, pues la mayoría no son competitivas en este renglón.

El principal desafío que tienen las pymes es la internacionalización, por este motivo es necesaria invertir en la capacitación, un punto en el que el BID ha puesto mucho énfasis a través de diferentes iniciativas regionales.

En Costa Rica se hizo énfasis en poner la mirada en los servicios globales, sector en el que América Latina y el Caribe se están transformando en un referente regional y se está expandiendo a industrias que hace diez años no hubiésemos imaginado, como animación, videojuegos, programación y servicios financieros. Además de destacar el factor tecnológico como un elemento a tomar en cuenta, pues los mayores cambios en el área de servicios se están dando en el área del manejo de grandes flujos de información (big data).

Costa Rica sobresale como uno de los países con mayor crecimiento en la exportación de servicios, tanto en términos absolutos como relativos, y entre las fortalezas que tiene están el talento humano, las buenas condiciones del clima de negocios, las políticas en materia de promoción digital y desarrollo de infraestructura para los servicios. Factores a ser tomados en cuenta por otros países de la región para seguir avanzando en este campo, incluyendo Venezuela.

Una de las conclusiones que más me impactó en la reunión de Costa Rica fue que la globalización de los servicios con base en tecnologías de punta crea empleos de mucho valor agregado y siguen creciendo a paso rápido en la región, pero con marcadas asimetrías.

Nuestro país, inmerso como está en una profunda crisis, se ha quedado rezagado en las tendencias globales, pero es importante no perder el foco y estar conscientes de los desafíos que tenemos frente, como que exista una correspondencia de capital de mano de obra calificada con lo que están buscando las potencias mundiales. Además de la actualización de un marco regulatorio y de propiedad intelectual, que luce rezagado con los estándares internacionales y regionales.

Como país sede, Costa Rica mostró sus fortalezas: más del 80% de los servicios ofrecidos desde Costa Rica es en inglés, pero también en portugués, francés, alemán, español y otros. 18.800 personas son capacitadas en programas de servicios por año (negocios, idiomas, TICS, entre otras áreas).

Costa Rica lleva a cabo más de 75 diferentes servicios intensivos de conocimientos permitiendo a los líderes mundiales diseñar servicios multinacionales que operan en una escala regional o global y tiene un crecimiento constante de 7% interanual en graduados universitarios en tecnologías de la información y comunicación (TIC).

En materia de tecnología hay cinco puntos clave sobre los cuales tiene que trabajar la región para ganar competitividad, que fueron elementos claves en esta reunión de Outsource2LAC:

1. Trabajar en aspectos como la privacidad, seguridad, regulación, adquisición, cumplimiento y transparencia del cómputo en la nube.
2. Trabajar en la elaboración de un Gráfico Económico Global que permita brindar oportunidades laborales a los profesionales de la región y así potenciar el empleo.
3. Identificar las capacidades que se requieren para la internacionalización e inserción de grandes empresas y de los gobiernos en los países de la región.
4. Impulsar la iniciativa de la Economía del Conocimiento del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) en las áreas de habilidades digitales y de emprendimiento, por medio de los Centros de Innovación locales y regionales.
5. Exponer las áreas en las que la «nube» puede contribuir para el desarrollo y mejora de la información digital.

Los servicios se han convertido en el sector económico más importante de la economía mundial, tanto en los países desarrollados como en la mayoría de las economías en desarrollo. Un tema clave para Venezuela y su futuro.

Hoy en día, la economía de servicios proporciona más del 60% del PIB en América Latina y el Caribe (ALC). Sin embargo, el lento avance de la productividad en el sector servicios ha sido un obstáculo para el crecimiento de la productividad en ALC. En este contexto, la innovación en los servicios es particularmente necesaria.

A pesar del creciente interés en el proceso de innovación en el sector servicios y en la comprensión de los vínculos entre la innovación y la productividad en los países desarrollados, no hay ninguna investigación sistemática para los países de la región. Es importante el desarrollo en la región de políticas y programas para apoyar la innovación y el crecimiento de la productividad en el sector servicios.

En el caso de Venezuela urge revisar los determinantes y los obstáculos para la innovación, los vínculos entre la innovación y la productividad y el marco de referencia para llevar a cabo políticas de innovación. Toca mirar más allá de la coyuntura antes que sea demasiado tarde.