<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

El valor real del billete de Bs 100.000 es de Bs 29.800

El avance de los precios de bienes y servicios ha erosionado el poder de compra de la moneda. El billete de Bs 100.000, el de máxima denominación de la economía y que entró en circulación el 2 de noviembre de 2017, valía Bs 29.800 al cierre de enero de 2018, de acuerdo con los cálculos del diputado José Guerra colgados en su cuenta de Twitter.

El valor real del billete de Bs 100.000 es de Bs 29.800

Esto quiere decir que en apenas tres meses el papel perdió 70% de su valor, por lo que a los venezolanos con ingresos en bolívares se les hace cada vez más cuesta arriba adquirir incluso los bienes más esenciales.
Cualquier compra por mínima que sea implica la erogación de un billete de Bs 100.000. Un pan de sánduche del grande, hecho en panaderías, o cuatro panes campesinos ya cuestan el valor nominal de la pieza de más alta denominación del cono monetario.
Comprar 350 gramos de queso blanco duro cuesta poco más de 100 mil bolívares. Un litro de leche de larga duración tiene un precio cercano a Bs 100.000. Y se trata de proteínas necesarias para la dieta diaria de cualquier persona, no de exquisiteces siempre fuera del alcance de los consumidores de menores recursos.
Un jabón de baño se puede encontrar en una famosa cadena de farmacias en Bs 100.000 y pensar en adquirir un champú con el billete amarillo es imposible, ya que el más económico se consigue en poco más de Bs 200.000.
El gobierno buscar dar respuesta a la hiperinflación aumentando salarios cada dos meses, pero a una velocidad que no se acerca a la de los precios y en medio de una fuerte crisis de efectivo, que lleva a algunos de los ciudadanos a comprar billetes para resolver simples gastos.
La principal causa de que Venezuela haya entrado en el cuadro de naciones con hiperinflación es la emisión de dinero sin respaldo y que en los últimos meses alcanzó un ritmo de más de 1.000% interanual.
Imprimir billetes sin que tenga su contraparte en bienes o reservas internacionales implica echar más leña al fuego de la inflación, ya que el gobierno coloca en la calle una mayor cantidad de billetes que cada vez persiguen menos bienes (nacionales o importados).
Al cierre de la semana de 26 de enero la liquidez monetaria se ubicó en Bs 159,11 billones, 25% más en cuatro semanas o 1.311% en los últimos 12 meses.
Los excesivos y prolongados controles de cambio y de precio han provocado el colapso de la economía, acompañado de la caída en la producción petrolera, industria que genera 96% de los ingresos en divisas al país.
 ]]>