En Carabobo solo esperan gastar los bolívares antes de la reconversión

“Yo lo que pienso hacer es ir un día antes a un supermercado a comprar comida para gastar lo que tenga de efectivo porque al día siguiente le van a quitar seis ceros a la moneda. Creo que todo va subir después de eso”, indicó Alberto Colmenares, vendedor de café

En Carabobo solo esperan gastar los bolívares antes de la reconversión

La reconversión que regirá a partir del 1° de octubre de este año no causa mayores expectativas entre ciudadanos y comerciantes de Valencia, capital de Carabobo. Es como si no tuviera importancia más allá de conocer si se incrementará el circulante en las calles. Pocos hablan de ello.

“Yo no siento que eso cambiará la cara de la crisis económica que vivimos en mi familia. Lo que ahora necesitamos es dólares. Que nos paguen con dólares porque todo hay que comprarlo así”, dijo a Luisa Elena París una docente que reside en Valencia y hacía compras en un supermercado en la avenida Bolívar, al norte de la ciudad.

Si bien todos los precios se muestran en divisas, la entrada en vigencia de la disposición del Banco Central de Venezuela de expresar en bolívar digital y en bolívar soberano el costo de los productos ha hecho que los comercios más grandes tengan que adecuarse y, hasta ahora, la mayoría de ellos lo cumplen. Mientras que los pequeños buscan mejores maneras de atender esta regla del instituto emisor.

“Yo lo que pienso hacer es ir un día antes a un supermercado a comprar comida para gastar lo que tenga de efectivo porque al día siguiente le van a quitar seis ceros a la moneda. Creo que todo va subir después de eso”, indicó Alberto Colmenares, vendedor de café, agua, malta, refresco, cigarros, galletas y caramelos en una acera de la avenida Bolívar Norte de Valencia.

“Lo que más se vende son los cigarros y el café. Un cigarro, el más económico, lo vendo en 250.000 bolívares y el más caro cuesta un millón de bolívares. El café pequeño lo cobro en 800.000 bolívares”, afirmó a El Estímulo Colmenares, de 27 años, quien trabaja de lunes a sábado.

El vendedor utiliza pago móvil, pero además recibe bolívares y divisas en efectivo. Por eso monitorea constantemente el precio de la moneda estadounidense. “Tengo que ver en cuánto está el dólar para calcular”, señala.

Lo que muchos comentan es si aparecerán las monedas y billetes del nuevo cono monetario para los gastos cotidianos. Una duda que hasta ahora nadie resuelve.

La tercera en 14 años

Ana Isabel Belmonte, economista y profesora de la Universidad de Carabobo, recordó que esta será la tercera reconversión que ocurre en 14 años y que ya le han quitado 14 ceros a la moneda venezolana.

“Esta reconversión, más que una solución, es un reconocimiento de la crisis económica. Las causas están en un modelo económico errado. Por décadas errado, caracterizado por centralización y controles; confiscación de activos y economía de puertos que nos ha llevado a una recesión; un desplome del aparato productivo privado; e hiperinflación y devaluación que ha hecho que la moneda se haya perdido absolutamente (…). Son rasgos de una crisis”, sostuvo Belmonte.

La docente universitaria indicó que estamos lejos de la promesa que hicieron de digitalizar cien por ciento la economía. “Es un proceso mucho más complejo y tiene que hacerse con una infraestructura apropiada. Nuestro problema de electricidad, la baja bancarización de la población y la pésima conectividad que caracteriza al país, lo hace muy difícil”, expresó.

Belmonte también dijo que lo que ocurrirá es que se facilitarán las transacciones y sus registros: “No tiene ningún impacto en la situación económica y los economistas lo hemos venido diciendo muy vehemente”.

Pequeños y medianos industriales   

Por su parte, Antonello Lorusso, presidente de la Cámara de Pequeños y Medianos Industriales y Artesanos de Carabobo (Capemiac), consideró que la reconversión hará más sencillas las transacciones.

“Tendrán seis dígitos menos y eso facilita los asientos contables. Va a facilitar mucho los trámites; pero si no nos vamos al tema de fondo, que es la inflación, (…) lamentablemente esos dígitos irán a aumentar, aunque esperamos que no”, añadió Lorusso.

Recuperación económica: el anhelo 

Para Lorusso lo fundamental es avanzar hacia la recuperación de la economía que se ha visto golpeada con más fuerza por la llegada de la pandemia de covid.

Espera que los leves reportes de mejorías en ciertas áreas del sector que representa vayan en aumento.

“El último trimestre es el decisivo para hacer lo que no lograste en los tres trimestres anteriores. Veníamos del año 2020 con números alarmantes y hemos hablado con nuestros agremiados de que poco a poco se ha ido agarrando el ritmo y se ha empezado a mover la economía. Se ha sincerado el uso del dólar, se facilitan los trámites de compra y venta de productos”, sostuvo.

Lorusso también indicó que el primer semestre de 2021 fue para recuperar un poco los espacios perdidos del año pasado.

Dijo que sectores como el de alimentos, ha tenido un poco más de movimiento; así como el sector servicio que va repuntando especialmente con las telecomunicaciones.

“Los emprendedores están moviéndose y tenemos que llevarlos a que sean empresarios a futuro”, afirmó.