España a punto de volver a la cúpula del Banco Central Europeo

El ministro español Luis de Guindos se convirtió este lunes en el único candidato a la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE), tras la retirada a último momento de su rival irlandés, allanando el regreso de España a la cúpula del instituto emisor tras su salida en 2012.

El actual gobernador del Banco Central de Irlanda, Philip Lane, era el único escollo en el camino para el artífice de los dacronianos planes de austeridad aplicados en España después del rescate europeo del sector bancario en 2012, pero Irlanda tiró la toalla.
«Es importante y en el interés del BCE que la decisión se tome en base al consenso, por lo que retiraré a Philip Lane», indicó el ministro irlandés de Finanzas, Paschal Donohoe, a su llegada a una reunión con sus pares de la zona euro (Eurogrupo) que debía escoger entre ambos candidatos.
La cuarta economía de la Eurozona se encamina así a recuperar el sillón perdido en el comité ejecutivo del instituto emisor en diciembre de 2012, cuando un eventual rescate europeo sobrevolaba una España hundida en la recesión y en plena crisis de la deuda.
Los ministros de Finanzas europeos deben proponer ahora formalmente la candidatura de su par español a los mandatarios de la UE, quienes en la cumbre el 22 de marzo deben dar el visto bueno final tras consultar con la Eurocámara y el propio BCE.
Adelantándose a los ministros del Eurogrupo, la comisión de Economía del Parlamento Europeo realizó el pasado miércoles una audición informal a ambos candidatos y, en su opinión, la presentación del irlandés fue «más convincente» que la del político español.
– ‘Milagro’ español –
Si los mandatarios europeos confirman en marzo su nombramiento como sustituto el portugués Vítor Constâncio a partir del 1 de junio, el economista nacido el 16 de enero de 1960 en Madrid dimitirá «inmediatamente», tal y como anunció el 7 de febrero.
De Guindos es el protagonista del «milagro de la recuperación económica» en España, dijo antes de conocerse la retirada del irlandés la ministra española de Agricultura, Isabel García Tejerina, para quien esto le acredita para cualquier puesto de responsabilidad «a nivel europeo».
«Es un hombre competente que sabrá aplicar o hacer valer su experiencia en sus nuevas funciones», apuntó por su parte el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, antes de la reunión.
La designación de la vicepresidencia abre un periodo de renovación de puestos claves en el BCE, cuyo presidente, Mario Draghi, debe dejar sus funciones el 31 de octubre de 2019. Y, si es el español, abre las puertas a un presidente del norte, según los analistas.
«Si es De Guindos, esto quiere decir que se nombrará a alguien del norte al frente del BCE», indicó Philippe Waechter, director de investigación económica en Natixis, quien consideró «oscuro y opaco» el proceso de selección del presidente de la institución encargada de la política monetaria.
Entre los posibles sucesores de Draghi figuran los gobernadores de los bancos centrales de las principales economías de la zona euro, el alemán Jens Weidmann y el francés François Villeroy de Galhau.
La Eurocámara, que quiere un mayor peso en la elección de la cúpula del BCE, no perderá la ocasión de seguir presionando por encontrar un equilibrio de género, máxime cuando la única miembro del directorio de seis miembros es la alemana Sabine Lautenschläger.
En 2012, los eurodiputados rechazaron en vano la candidatura del luxemburgués Yves Mersch, quien se impuso al español Antonio Sáinz de Vicuña por un sillón en el comité ejecutivo del BCE y cuyo nombramiento supuso la salida de España de su cúpula.]]>