España sufrirá más crisis del coronavirus por su dependencia al turismo

El impacto económico que deja el coronavirus en el mundo se sentirá con fuerza en España, por la alta dependencia de este país al turismo y a las pequeñas y medianas empresas, advierte el FMI. La economía caerá este año en -8% en medio de la pandemia.

España sufrirá más crisis del coronavirus por su dependencia al turismo

España sufrirá uno de los peores impactos en Europa por la crisis del coronavirus, por su «dependencia del turismo» y el gran número de pymes, advierte el Fondo Monetario Internacional (FMI).

«España será duramente golpeada por varias razones (…) Más allá del impacto inmediato, la dependencia del turismo en España es una vulnerabilidad especial», explicó en rueda de prensa telemática Poul Thomsen, jefe del departamento para Europa.

El mundo se enfrenta a la peor gran depresión desde hace casi 100 años, advierte el FMI.

Thomsen calificó de «vulnerabilidad adicional» el «gran número de pymes», las pequeñas y medianas empresas, en España. En la cuarta economía de la Eurozona, este tipo de firmas «a menudo no tienen los recursos financieros» suficientes para soportar «choques significativos».

España es uno de los países más afectados por el coronavirus con más de 18.000 muertos. El drástico confinamiento impuesto, unido a la coyuntura internacional, se traducirá en una contracción del 8% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2020, según el FMI.

El país mediterráneo había registrado un crecimiento de 2% en 2019 y comenzaba a dejar atrás la dura recesión posterior a la crisis financiera global de la década pasada, con niveles de desempleo que llegaron al 25%.

Esta drástica reducción de las expectativas representa una caída de 9,6 puntos porcentuales con respecto a lo que el FMI esperaba en enero para España en 2020, y una reducción de 2,7 puntos de las proyecciones para 2021.

España sufre más

La proyección para España es peor que la media de la zona euro, que registrará una contracción del 7,5% en 2020, y sólo se ve superada por Italia. El PIB de la tercera economía del euro caerá un 9,1% en el presente ejercicio, según el organismo.

El país ensaya una tímida vuelta a la actividad económica. 

Para 2021, el FMI proyecta una recuperación para España con un crecimiento del 4,3% y una expansión del PIB en Italia de 4,8%.

Al igual que España, la «dependencia del turismo» de Italia, donde el coronavirus ha matado por el momento a más de 21.000 personas, es también uno de los factores que recrudecen el impacto negativo de la crisis de la COVID-19 en el sur de Europa.

En el caso de Portugal, además de la dependencia del turismo y de las pymes, «inflexibilidades en el mercado laboral» lastrarían la economía en 2020. En Grecia, a la recesión contribuirá «la fuerte dependencia del transporte marítimo».

España, que el martes entró en su segundo mes de confinamiento, es el segundo destino turístico mundial después de Francia y el sector es crucial para su economía, ya que representa el 12% de su PIB.