<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Estafa piramidal o esquema Ponzi: ¿qué es?, ¿cómo funciona? y ¿por qué se cae siempre en este fraude?

Nadie se salva de ella. Bancos de inversión, ricos y famosos también han sido estafados a lo largo de la historia por esquemas piramidales que prometen grandes rendimientos y riqueza a corto plazo. ¿Por qué es tan difícil dejar de caer es una estafa tan conocida como lo es la estafa piramidal?

Estafa piramidal o esquema Ponzi: ¿qué es?, ¿cómo funciona? y ¿por qué se cae siempre en este fraude?

Es una de las estafas más conocidas y reseñadas en el mundo, pero sigue tan vigente que hasta el día de hoy se sigue estafando con ella. Y han caído toda clase de personas, desde trabajadores de clase media hasta ricos y famosos. De hecho, la reciente muerte de Bernard Madoff, el creador de la mayor estafa piramidal del mundo, puso sobre la lupa nuevamente el tema de este esquema que cada día cobra más víctimas.

¿Por qué se sigue cayendo en una estafa piramidal y cómo podemos detectar cuando estamos frente a ella? Acá lo importante es tener presente que todo lo que brilla no es oro, así te lo asegure el hombre más millonario del mundo.

¿Qué es la estafa piramidal o esquema Ponzi?

La estafa piramidal se conoce también como esquema Ponzi por el nombre de un inmigrante italiano que llegó en los años 20 a Estados Unidos y logró amasar una gran fortuna con esta práctica. La premisa básica de esta estafa es recibir el dinero de un inversor para pagarle a quien invirtió anteriormente.

Al asegurar grandes rendimientos, quienes promueven la estafa piramidal aseguran muchas veces a sus inversionistas que están invirtiendo en actividades legítimas, como la compra de bienes o acciones. Sin embargo, la realidad es que no hay nada que soporte la inversión y las ganancias que perciben los inversionistas se debe a que otras personas colocan dinero en el sistema.

En el momento en el que el dinero deja de entrar, entonces todo el sistema se desploma.

¿Por qué no se puede mantener una estafa piramidal?

Aunque hay estafas que duran años y generan grandes retornos a los primeros que entraron al sistema, lo cierto es que tarde o temprano la pirámide cae. Esto ocurre porque siempre habrá un punto en el que no pueden entrar más personas al sistema.

Una muestra sencilla de una estafa piramidal insostenible está en aquellas propuestas que además de recibir el dinero de un inversionista, le piden al inversor que incluya a tres personas más, por los que ganará una comisión. A su vez, estas personas deberán incluir a otras tres y así se irá ganando dinero.

La insostenibilidad del sistema se genera al llegar a un punto en el que nadie más invertirá, y como la inversión no está basada en bienes, acciones o servicios, entonces no hay forma de pagar a los nuevos inversores.

Es matemática simple. Si un esquema pide incluir a 3 personas y a su vez esas 3 personas deben sumar a 3 más, entonces la pirámide se irá haciendo cada vez más grande. Si multiplicas 3 por 3 al principio tendrás 9, si a su vez multiplicas estas nueve personas por 3, entonces la cifra será 27. Ahora sigue con esta multiplicación algunas veces más y notarás que al multiplicar 3 veces 3 por al menos 14 veces el resultado será 43.046.721 personas, más que toda la población venezolana.

estafa piramidal

Conoce las señales de advertencia de una estafa piramidal

Hay varias señales de alerta a las que un inversor debe estar atento para asegurarse de no caer en una estafa piramidal.

1. Altos rendimientos:

Los esquemas ponzis generalmente enganchan a nuevos inversionistas porque prometen altos rendimientos. Ganancias de 10% son signos de alarma, sobretodo cuando ningún otro sistema te ofrece algo similar.

2. Negocios o esquemas secretos

Cuando los promotores de la inversión señalan que tienen fórmulas secretas para obtener dinero y que las inversiones se hacen con esas fórmulas que no pueden revelarse, entonces la alerta roja debe activarse. En la mayoría de los países, los entes reguladores deben conocer los esquemas de negocios de las inversiones, si las ocultan, entonces la propuesta no es de fiar.

3. Comisiones por nuevos miembros

Aunque no todos los esquemas piramidales piden a sus inversores traer a otros inversionistas, muchas de estas estafas sí lo hacen. Es una forma de lograr mantener el sistema por más tiempo y que ingresen personas y amigos de quienes ya están dentro de la pirámide.

4. Grandes eventos con nuevos millonarios

Los esquemas piramidales atraen a tantas personas porque desarrollan eventos en hoteles lujosos para mostrar la vida millonaria que los primeros inversionistas lograron en poco tiempo.

De hecho, muchos artistas y personas famosas son contratadas para mostrar que el esquema funciona y atraer cada vez a más inversores.

La estafa de IM Mastery Academy: la empresa de trading que artistas venezolanos publicitaban

Hace apenas dos meses, 450 personas de España demandaron a Im Mastery Academy, una academia virtual para aprender trading de divisas, por estafa piramidal.

En teoría, Im Mastery Academy es una escuela virtual para aprender sobre divisas, criptomonedas, forex, entre otras cosas. En su página web señalan que su objetivo es educar, empoderar y enriquecer a sus alumnos a través de vías más cómodas como el e-learning.

Sin embargo, la academia genera dudas a quienes tienen relación estrecha con el mundo del trading porque más allá de un llamado de aprendizaje, insisten en la captación de «mucha gente».

Si alguien acepta, esa persona tiene acceso a vídeos, luego a charlas informativas o reuniones hasta convencerlos de integrarse con una tarifa inicial inversión que alcanza, en algunos países, 199 dólares.

Para expandirse por América Latina, Im Mastery Academy volvió embajadores a varios artistas de la televisión de la región, algunos de ellos son los actores venezolanos Juan Carlos García, Daniel Elbittar y Willy Martin.

La historia de Bernie Madoff, el mayor estafador piramidal de la historia

Madoff nació el 29 de abril de 1938 de padres judíos en un hogar humilde de Queens, Nueva York. Llegó a ser presidente del Nasdaq, la bolsa electrónica, donde ayudó a revolucionar las negociaciones al pasar del cara a cara al teléfono y la computadora, con negocios concretados en segundos en vez de minutos. Fue el inicio de una nueva era de mayores riesgos, y también de mayores ganancias.

Pero fue como gerente de un fondo de inversión privado que ganó fama de gurú financiero y desde donde se construyó la mayor estafa piramidal de la historia.

AFP

Las ganancias de 10% y a veces más eran habituales. Llegaban tan seguido que personas adineradas y también instituciones hacían fila para entregarle dinero entre los años 70 y la década del 2000, con la esperanza de aumentar su fortuna.

Pero en realidad Madoff operaba un esquema piramidal o esquema Ponzi. Vivía como un rey, en varias casas palaciegas y un gran apartamento en Manhattan, con yates y un avión privado.

Su fraude quedó al descubierto durante la crisis financiera de 2008, cuando el financista ya no pudo satisfacer la demanda creciente de los clientes que querían retirar sus inversiones.

Madoff nunca invirtió un centavo del dinero que sus clientes le confiaron. Hasta sus oficinas en Manhattan eran falsas, y empleaban a trabajadores sin preparación que publicaban comunicados falsos, dijeron los fiscales en su juicio.

Confrontado a la ruina, Madoff confesó sus crímenes a sus dos hijos varones en diciembre de 2008. Los hijos lo denunciaron a la policía y fue arrestado al día siguiente. En 2009, fue inculpado de 11 delitos de fraude y robo.

Su hijo mayor, Mark, se suicidó en el segundo aniversario del arresto. En 2014 su hijo menor, Andrew, murió de cáncer tras culpar al escándalo del retorno de la enfermedad.

Tras perder todo, incluido su estatus social, la esposa de Bernie Madoff, Ruth, que se casó con el financista cuando tenía 18 años, se mudó de Nueva York a un pueblo de Connecticut donde vive recluida.

Madoff murió el 14 de abril de 2021 en el Centro Médico Federal de Butner, en Carolina del Norte.

Con información de agencias