Están de moda: ¿Qué son las empresas Fintech?

A la cantidad de términos nuevos que estamos expuestos diariamente se ha agregado el de Fintech, que no es más que la aparición de empresas de tecnología, generalmente startups, que incurren en áreas que antes estaban casi exclusivamente en manos de empresas e instituciones del mundo financiero, tanto a nivel privado como gubernamental.

Están de moda: ¿Qué son las empresas Fintech?

Su proliferación es tal en términos de atracción de capital que en los últimos cuatro años se han levantado cerca de 50.000 millones de dólares como inversión en empresas Fintech en todo el mundo.
Para entender de qué se trata, presentamos una clasificación de los tipos de Fintech que hasta ahora se pueden encontrar:
1.- Finanzas personales: Empresas en línea y aplicaciones para celulares que le permiten a particulares tener asesoría para obtener créditos en línea, realizar inversiones en bienes raíces y gestión de patrimonio. Igualmente facilitan monitorear la calificación crediticia personal. Para muchas de estas actividades las Fintech se apoyan en la utilización de “machine learning” o aprendizaje de máquina, que se trata de que los sistemas aprenden de manera automática en la medida en que se usan o interactúan con los seres humanos.
2.- Pagos y remesas: Los medios de pago como el dinero, los cheques, las tarjetas de débito y crédito habían sido hasta ahora productos ofrecidos excluisivamente por instituciones financieras, básicamente bancos públicos y privados. Ahora han aparecido empresas que ofrecen servicios de pago basados en la utilización de aplicaciones para celulares, SMS y hasta mediante correos electrónicos. La propuesta de valor es hacer las cosas más sencillas, llegar donde los bancos ahora no llegan, por ejemplo a los no-bancarizados y proporcionar mayor información y comodidad que los medios de pago tradicionales.
3.- Finanzas institucionales: Hay unas Fintech que se están dedicando a prestarle servicios a empresas, incluyendo las propias instituciones financieras, para optimizar sus flujos de caja, proveer herramientas para la gerencia de riesgos, facturación y procesamiento de facturas, análisis de data, cumplimiento de regulaciones para combatir el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo, entre otras actividades.
4.-Préstamos: La forma en que la que se accede al crédito está cambiando gracias a la aparición de Fintechs que se dedican a conectar empresas e individuos que tienen flujos excedentarios de dinero, con personas y organizaciones que requieren recursos financieros para hacer crecer sus negocios. Por un lado quienes tienen los recursos disponibles obtienen mayores ingresos, porque están corriendo mayores riesgos; y por otro, quienes necesitan esos recursos se les abren unas oportunidades que la banca tradicional no les brinda hasta ahora.
5.- Fondeo: En esta categoría caen Fintechs que están básicamente dirigidas a fondear startups o emprendimientos, y para ello canalizan recursos provenientes de numerosos participantes cuyos aportes suelen ser individualmente pequeños. Existen las de Crowdfunding o financiación colectiva y las de Crowdlending o préstamos colectivos. Las de financiación colectiva están dirigidas a aportar capital a emprendimientos a cambio de obtener una participación accionaria en la empresa a la que proveen fondos. Por su parte, las de financiamiento colectivo suministran recursos financieros pero en calidad de préstamo.
6.- Seguros: Están surgiendo empresas que proveen plataformas que operan desde el teléfono móvil para ofrecer seguros de diferentes tipos: automóviles, vida, salud y cobertura por accidentes personales.
7.- Bancos en línea: Se trata de Fintechs que operan como bancos ofreciendo sus servicios exclusivamente en línea, por lo que no cuentan con oficinas en las que atiendan clientes.
8.- Criptomonedas y blockchain: Se trata de monedas fiat, es decir, que no tienen respaldo en activos, sino en la confianza que el público tiene en el sistema que lo soporta. En las monedas tradicionales esa confianza está depositada en la autoridad monetaria de los países que las emiten. Para el caso de las criptomonedas la confianza reside en una red descentralizada, trazable (que se puede seguir la traza de cada operación) y encriptada que no está controlada por un ente único y es prácticamente inmune a ataques cibernéticos. Estas características, a criterio de muchos, las hacen muy atractiva como medio de pago. Por otra parte, blockchain, que es la tecnología sobre la que se basa la emisión y operación de las criptomonedas, está siendo utilizada para una cantidad de aplicaciones cada vez mayor: contratos inteligentes; registro de propiedad de activos como inmuebles, obras de arte, propiedad intelectual y diamantes; y almacenamiento distribuido de información, entre otras.
¿Es suficiente para amenazar la existencia de los bancos? Lo que es seguro es que el mundo financiero ya no será igual.]]>