<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Exportadores frenan venta de dólares al BCV a la espera de esquema cambiario

Aunque un nuevo convenio cambiario autoriza vender divisas al BCV a tasa Simadi, la AVEX recomendó a sus afiliados suspender las transacciones ante la falta de una regulación específica.La espera continúa para los exportadores. Aun cuando la semana pasada se promulgó un nuevo convenio cambiario que permite la venta de dólares al Banco Central de Venezuela (BCV) a tasa Simadi (alrededor de Bs 205 por dólar), los empresarios mantienen paralizada la oferta al ente emisor a la espera que sea anunciado el mecanismo que regirá en lo sucesivo las transacciones fuera del mercado preferencial.

Exportadores frenan venta de dólares al BCV a la espera de esquema cambiario

“Aunque el Convenio Cambiario 34 establece que podemos vender al Banco Central a la tasa Simadi, ese mecanismo no está regulado, por lo cual estamos a la espera de los anuncios que nos permitirán vender a una tasa más competitiva”, dijo Ramón Goyo, presidente de la Asociación Venezolana de Exportadores (AVEX).
Sin atreverse a garantizar que las operaciones estén paralizadas en un 100%, Goyo dijo que la recomendación de la asociación ha sido frenar la venta de dólares, pues cualquier transacción en este momento podría significar un cambio desfavorable para los empresarios, toda vez que las colocaciones se venían realizado a la tasa de Sicad II (Bs 52,80 por dólar), un esquema que será sustituido en breve.

Goyo señaló que los exportadores esperan ser incluidos en la nueva estructura cambiara de forma inmediata y no como ha ocurrido ahora, que la respuesta a la solicitud para ser vender a la tasa Simadi llegó un año después. “Pedimos ser incluidos en esa tasa en febrero de 2015 y la autorización llegó en febrero de 2016, cuando ya no es competitiva”, dijo.

El pasado 19 de febrero fue publicado en Gaceta Oficial el Convenio Cambiario 34, según el cual los exportadores podrán vender dólares al BCV al cambio Simadi, pero esa tasa será sustituida en breve por un sistema de cambio flotante que unifica Sicad II y Simadi, y cuyas bases aún están en fase de diseño.

– Promesas incumplidas –

Por otra parte, Goyo señaló que de las varias ofertas hechas por el Ejecutivo a los exportadores el pasado 22 de enero de 2016, apenas se ha concretado ésta –con sus bemoles- y la no exigencia de inscripción en el Rusad como condición para ofrecer dólares al BCV. “El resto es todavía una promesa”, dijo el vocero, quien recordó que tampoco fue aprobada la solicitud de subir de 60% a 80% el monto de divisas que pueden manejar los empresarios.

De hecho, los exportadores pidieron disponer 100% de las divisas obtenidas y vender al BCV una porción según la factibilidad de cada empresa, con lo cual mejoraría su flujo de caja para hacer frente a la compra de materia prima importada.

Entre otros ofrecimientos que no se han materializado destaca la moratoria por un año de la licencia especial que permite la venta al exterior de productos ahora restringidos como alimentos, acero y aluminio, cartón y papel, productos de higiene personal y medicamentos, entre otros, que conforman cerca de 50% de la oferta exportable. “Eso tampoco se ha oficializado”, dijo.

Es más, la AVEX ha solicitado la eliminación de estos permisos. “Nadie puede programar una exportación solo por un año, eso resta competitividad a los productos nacionales pues solo hay garantía de que permitirán exportar este año pero el que viene quizás no”, señaló Goyo, al tiempo que recordó que tampoco ha habido anuncio alguno sobre el suministro de materias primas por parte de la empresas públicas, otra de las peticiones hechas por el gremio.

Del mismo modo, los exportadores siguen a la espera de nuevos lineamientos sobre la expansión de las líneas de crédito para la compra de insumos importados. Al respecto, Goyo señaló que la demanda del gremio es que las transacciones se hagan a través del Banco de Comercio Exterior (Bancoex), para lo cual estiman necesario ampliar de 150 millones a 1.000 millones de dólares el capital del banco.