Fedeagro: Escasez de diésel amenaza a la ya pírrica cosecha en los campos (+ Audio)

Fedeagro viene alertando desde hace más de tres años sobre las fallas en la distribución de combustible. "El diésel también faltaba pero no a los niveles actuales, y los inventarios de combustible se nos agotaron en un 90%”, señala Celso Fantinel, primer vicepresidente de Fedeagro

Fedeagro: Escasez de diésel amenaza a la ya pírrica cosecha en los campos (+ Audio)

La escasez de combustible se sigue agravando y desde hace un tiempo esto dejó de ser un problema solo para las ciudades. En el campo, los productores vienen sufriendo y denunciando fallas en la distribución de diésel, un combustible necesario para el transporte de alimentos y el funcionamiento de los tractores en las cosechas.

Celso Fantinel, primer vicepresidente de Fedeagro, enumeró las dificultades que están teniendo los productores por la falta del diésel. “En lo inmediato, vimos pérdidas de las cosechas de frijol, frijol chino para la exportación. Más de 12 mil hectáreas se perdieron por las lluvias extemporáneas y los productores no tuvieron diésel para cosechar”.

Según las cuenta del gremio, más de 40 mil toneladas de caña de azúcar quedaron diferidas para el año que viene. “Eso merma la productividad porque se están perdiendo las hortalizas en el campo esperando que el transporte vaya a retirarlas”.

Fantinel agregó que la inversión que realizan los productores en el campo está dolarizada. “Una hectárea de maíz está por los mil dólares, el tomate en seis mil, arroz en 1.600 dólares. Esa es la clase de inversión que estamos haciendo para producir alimentos para los venezolanos. Es lamentable que un país petrolero pase por esta crisis. De seguir así, esto llevaría a una paralización del sector”.

El balance de cosecha en 2020 fue pírrico

El primer vicepresidente de Fedeagro, Celso Fantinel, explicó que la cosecha que reportaron en 2020 fue pírrica. Según el productor, las cifras se asemejaron a las que tuvo Venezuela en los años sesenta.

“La agricultura venezolana está muy mermada. De dos millones de hectáreas que tuvimos ahora sumamos 400 mil por la escasez de diésel. A los productores no están dando 200 litros de diésel semanales o quincenales cuando el maíz necesita de entre 100 y 200 litros por hectárea, porque hay que calcular el riego. En el país requerimos de 40 millones de litros que ya han debido haber sido distribuidos porque está por comenzar el ciclo de siembra más importante”.

Fedeagro viene alertando desde hace más de tres años sobre las fallas en la distribución de combustible. “Primero fue la gasolina, porque en Táchira escasea desde hace siete años, en el occidente tienen cuatro años con escasez. El diésel también faltaba pero no a esos niveles, cuando mucho un 30%, pero los productores teníamos inventario. Esos se nos agotaron en un 90%”.

Según Fantinel, esto ha incidido de manera directa en la producción de alimentos. Las hectáreas de maíz pasaron de 650 mil a 150 mil, mientras que las de caña de azúcar se redujeron de 110 mil a 40 mil en la actualidad.

“Para levantar los inventarios, el campo necesita unos 10 millones de litros de diésel para el próximo ciclo de siembra que arranca el 5 de mayo en Barinas, Portuguesa, Lara y Yaracuy. De no haberlo va a ser un caos total. Debe priorizarse el productor nacional antes de enviar el combustible a Cuba o a algunas islas del Caribe”.

Si no se produce diésel habrá que importar más alimentos

El presidente Nicolás Maduro anunció, sin dar mayores detalles, un plan para regularizar la distribución de diésel. En una alocución a través de los medios públicos dijo que ya no hay excusas para no acabar con la escasez debido a que hay un buen nivel de recuperación de las refinerías venezolanas.

“Si no se regulariza la distribución de diésel eso tendrá un fuerte impacto en la economía nacional. Tomemos en cuenta que 17 estados del país tienen a la agricultura y la ganadería como su primera actividad económica. Si no se producen los alimentos requeridos se tendrá que importar un 90% de lo que se consume. Eso es muy preocupante porque ahora se importa entre el 70 y 75%, mientras que el ingreso de los venezolanos es bajo y 9 millones de personas no están bien alimentadas”.