<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

FMI aumentó previsión de crecimiento de EEUU

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aumentó ligeramente su previsión de crecimiento de Estados Unidos en 2014, y celebró la mejora del mercado de trabajo y el saneamiento de las finanzas de los hogares.En su nuevo informe semestral sobre la economía mundial publicado el martes, el FMI prevé que Estados Unidos crezca 2,2% en 2014 (0,5 puntos más que en el informe de julio) y 3,1% en 2015.

FMI aumentó previsión de crecimiento de EEUU

«Tras un revés pasajero en el primer trimestre de 2014, la economía de Estados Unidos se recuperó», dice el FMI, y menciona las condiciones excepcionalmente duras de invierno que produjeron una contracción en el primer trimestre, antes de un aumento del PIB de 4,2% en el segundo, reseñó la agencia AFP.
La institución cita entre los factores que apoyan el crecimiento «la mejora del mercado de trabajo, el saneamiento de la salud financiera de los hogares, las condiciones financieras favorables, un mercado de la vivienda más sano (…), inversiones no residenciales en aumento y menores restricciones fiscales».
El FMI prevé que la tasa de desempleo en Estados Unidos alcance 6,3% en 2014 y 5,9% en 2015. En agosto, la tasa descendió a 5,9% según cifras oficiales.
La inflación deberá situarse en 2% en 2014 y 2,1% en 2015, según el FMI, que se basa en el índice de precios al consumo (CPI). La Reserva Federal estadounidense (Fed), que fijó como objetivo una inflación del 2%, se basa en un índice ligado al consumo (PCE) que arroja cifras un poco inferiores a las tomadas en cuenta por el FMI. A agosto, la inflación en 12 meses fue de 1,5% según el PCE.
– Riesgos externos –
De cara a 2015, los riesgos son «equilibrados», asegura el Fondo. La inflación podría aumentar «de manera inesperada», provocando un incremento de las tasas de interés «más rápido o más fuerte de lo previsto».
La incertidumbre a nivel de política fiscal podría resurgir a comienzos del año próximo, tal como sucedió a fines de 2013 con la pulseada entre republicanos y demócratas en el Congreso.
Y sobre todo no se debe excluir una repercusión de los riesgos externos, por ejemplo un enlentecimiento más marcado de las economías emergentes, principalmente de China, o un alza de los precios del petróleo por las tensiones geopolíticas.
Dentro de las buenas sorpresas posibles, el FMI dice que la mejora de las inversiones podría seguir «dinamizando la confianza en las perspectivas de la economía». El Fondo no descarta nuevos avances en el acceso a préstamos inmobiliarios, lo que «estimularía una recuperación más rápida del mercado de la vivienda».
A mediano plazo, el FMI estima que el crecimiento se enlentecerá en Estados Unidos, que alcanzará un «potencial de alrededor del 2% solamente» debido al envejecimiento de la población y una productividad que crecerá a menor ritmo.
La estrategia de salida de la actual política monetaria de tasas ultrabajas, deberá apuntar a contener «los riesgos de inestabilidad financiera, que podrían generar contagios desfavorables» en el resto del planeta, añadió el FMI.]]>