Gobierno de Argentina congela precios a pocos días de elecciones

A las puertas de unas elecciones cruciales para el futuro del peronismo en el poder con Cristina Kirchner y Alberto Fernández, el gobierno argentino congela casi 1.500 productos en otro cuestionado esfuerzo por contener la inflación.

Gobierno de Argentina congela precios a pocos días de elecciones

El gobierno de Argentina, de Alberto Fernández  y Cristina Kirchner, congeló de manera unilateral a partir del miércoles y por 90 días los precios de unos 1.432 productos de manera retroactiva al 1 de octubre. La medida fue impuesta en un supuesto esfuerzo por abatir la inflación, a tres semanas de elecciones legislativas que son clave para el futuro del gobierno.

“No parece un gran esfuerzo para las empresas mantener los precios de cerca de 1.500 productos por 90 días”, dijo el secretario (ministro) de Comercio Interior, Roberto Feletti, en rueda de prensa.

Feletti, un contador  público que asumió la cartera el 13 de octubre pasado, afirma que la medida es producto de un acuerdo “con el compromiso de dar una respuesta rápida y concreta” a los argentinos sobre el precio de los alimentos.

La resolución “garantiza el acceso a una amplia canasta de productos de consumo masivo en todo el país”, agrega.

Pero, los críticos advierten que muchos de estos productos comenzarán a faltar, tal como ha sucedido en otros países y en la propia Argentina cuando se quiere atacar la inflación mediante controles.

Inflación y elecciones

En Argentina, donde 40% de la población está en la pobreza, la inflación repuntó 37% entre enero y septiembre, con 3,5% en este último mes.

Por su parte, el gremio del sector privado Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios, que agrupa a más de 2.000 empresas en más de 30 cámaras de la industria de alimentos y bebidas, dijo en un comunicado que “no están garantizadas las condiciones para conciliar las posibilidades de los sectores frente al pedido de estabilización de precios”.

En los fundamentos de la Resolución el decreto, el gobierno argentino intima a las empresas que forman parte de la cadena de producción, distribución y comercialización de los bienes de consumo masivo a “incrementar su producción hasta el más alto grado de su capacidad instalada”, reseña Clarín.

Además les exige a las empresas “arbitrar los medios a su alcance” para asegurar su transporte y distribución con el fin de satisfacer la demanda creciente de la población y entidades públicas y evitar, de este modo, “situaciones de desabastecimiento”.

Crecimiento en pandemia

“No rechazaron de plano la resolución por decreto. Hay una vocación sostenida de seguir dialogando con las empresas”, dijo por su parte Feletti.

La inflación en Argentina en todo 2021 se proyecta en 48,2%, según la última encuesta del Banco Central realizada con las 42 más grandes consultoras, centros de investigación, entidades financieras y analistas extranjeros.

La encuesta también indicó que se espera un crecimiento de la economía de 7,6%. El año pasado, en plena pandemia, el retroceso fue de 9,9%.

El país está convocado el 14 de noviembre a las elecciones legislativas de medio término para renovar parcialmente el Congreso.

El gobierno de Argentina sufrió un revés en las primarias obligatorias de septiembre al sumar el 32% de los votos frente a un 40% de la oposición de derecha. Esto provocó una crisis en el gobierno de Fernández y Kirchner y precipitó más medidas populistas para intentar conquistar a los decepcionados electores.

(Con reporte de AFP)