Gobierno de Trump renueva licencia a Chevron para operar en Venezuela

El Departamento del Tesoro de Estado Unidos renovó el lunes una licencia que le permite a Chevron y a otras empresas continuar operando en Venezuela  hasta el 22 de enero de 2020.

La licencia emitida por el Tesoro le da 90 días más a Chevron para operar en Venezuela, a pesar de las sanciones que el gobierno de Trump impuso en enero a Venezuela.

Sin embargo, la licencia no autoriza transacciones relacionadas con envíos de diluyentes, que Venezuela utiliza para transformar su petróleo pesado en uno de mayor valor comercial.

Las empresas estadounidenses a las que el gobierno de Trump les otorgó la licencia son Chevron, Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes y Weatherford International.

La licencia de Chevron terminaba el 25 de octubre, aunque los portavoces de la empresa petrolera estadounidense se mantenían optimistas sobre una posible renovación.

“Somos una presencia positiva en el país. Nuestro objetivo es mantener la seguridad de las operaciones y apoyar a más de 8.000 personas que trabajan con nosotros y a sus familias”, dijo el portavoz de Chevron, Ray Fohr, a una agencia de noticias hace unas semanas.

Chevron mantiene sus intereses en Pdvsa, a pesar de la disminución de la producción

En los últimos años, la producción de las empresas mixtas de Chevron cayeron a la par del desplome de la producción de la industria petrolera nacional.

En 2015, solo se registró una producción de 64 mil barriles diarios de petróleo, mientras que para el cierre de 2018 la producción ya se ubicaba en 44 mil barriles diarios, según los informes financieros de Chevron.

El último reporte de la compañía, correspondiente al segundo trimestre de 2019, señala que “la producción neta equivalente de petróleo de Chevron en Venezuela promedió 34,000 barriles por día”, lo que implica una caída de la producción de -46,8% desde el 2015.

Chevron tiene más de 100 años operando en Venezuela.