<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Henkel García: La dolarización financiera es un paso importante, pero no será fácil (+ Audio)

Henkel García no descarta que pueda haber una mejoría, sobre todo basada en el apoyo de los aliados del gobierno. Sin embargo esto no será suficiente para revertir la caída económica que vive el país desde más de siete años

Henkel García: La dolarización financiera es un paso importante, pero no será fácil (+ Audio)

El año 2021 comenzó con la instalación de la Asamblea Nacional elegida el pasado 6 de diciembre. El partido de gobierno recuperó el Parlamento y se plantea aprobar una serie de leyes en el plano económico tratando de sortear la ola que dispone la crisis. La primera de ellas es la Ley Antibloqueo.

Para el analista financiero y director de Econométrica, Henkel García, en el 2021 podrían darse algunas circunstancias que permitan un leve crecimiento de la economía venezolana. Sin embargo, esto no será suficiente como para mejorar de forma sostenible la calidad de vida de los ciudadanos.

“El 2021 será un año de absoluta incertidumbre, por eso es muy complicado predecir qué pasará con la economía. Pero según lo que nosotros tenemos como proyección, no es descartable un crecimiento leve. Si se mantiene la flexibilización económica, si continúa el tratamiento con menor hostilidad al empresariado, un crecimiento no es descartable”.

Las proyecciones dependen de la cuarentena

Según García, para que el crecimiento continúe debe haber otro elemento. “Eso también va a depender de que la cuarentena no se prolongue. Si se controla la pandemia entre el segundo y tercer trimestre podríamos crecer. Pero estamos hablando de un crecimiento leve, muy tenue. No es lo que Venezuela necesita para sacar de la pobreza a muchas personas ni para detener la migración”.

Estimaciones del FMI indicaron que la economía venezolano se contrajo en 2020 por séptimo año consecutivo. Para darle impulso, a pesar de las sanciones, la nueva Asamblea Nacional ha ofrecido una serie de leyes e incentivos para oxigenar la economía.

Henkel García no descarta que pueda haber una mejoría, sobre todo basada en el apoyo de los aliados del gobierno. “Tenemos un nuevo hecho que es la instalación de la Asamblea Nacional, muy cuestionada, cuya legitimidad ha sido puesta en duda, pero será utilizada como un piso legal para intentar desmontar las sanciones, para intentar vender activos de la República o para que supuestamente vengan inversiones bajo el velo de la Ley Antibloqueo”.

Para el analista financiero eso pudiese incidir de manera relativamente positiva, aunque tiene un pero. “No veo un impulso del financiamiento directo de China y Rusia, pero pudiese abrir oportunidades para empresas de esos países, o sus mismos gobiernos, para invertir en Venezuela, en algunos activos que les parezcan atractivos. Eso le puede dar dinámica a la economía, pero muy perversa. No sería una mejoría tan significativa”.

El uso del dólar seguirá su camino indetenible

El proceso de dolarización no oficial comenzó en Venezuela y se intensificó en 2020. El uso de la divisa estadounidense para hacer transacciones creció de tal manera que ha venido ganando terreno de forma acelerada frente al bolívar.

Henkel García aseguró que ese proceso se irá profundizando. “Maduro nombró el tema de la dolarización financiera y ese sería un paso importante porque señalaría la convivencia del uso del dólar por mucho tiempo en Venezuela, por décadas. Pero no será un proceso fácil porque se complicará por las sanciones. El BCV es un ente sancionado por el Departamento del Tesoro. Es un camino con obstáculos que intentarán transitar pero de ser exitoso facilitaría el proceso de pago en divisas y mejoraría el mercado cambiario”.

Recientemente el presidente Maduro anunció que instruiría a la banca a crear métodos de pago en dólares. García auguró que de implementarse, mejoraría algunas necesidades de los ciudadanos, sobre todo las formas de hacer transacciones cuando los billetes de dólar de baja denominación son escasos.

“Eliminaría ciertas molestias de manejar el dólar sin un ente formar que le dé cierto orden. Su impacto sería positivo porque facilitaría el pago, las transferencias y el intercambio de bienes y servicios; pero la debacle económica de Venezuela no se debe a la parte monetaria ni a los sistemas de pago. Los males son más profundos, así que esperar que con la dolarización financiera se abran posibilidades de crecimiento significativo que creen prosperidad en el tiempo, no es posible”.

El director de Econométrica lamentó que esta medida no viniese acompañadas con otras. “Es una mejora pero limitada. Su impacto será restringido, ojalá esto se diera en un escenario distinto, con un conjunto de políticas económicas diferentes y amplias. Que tenga al frente un equipo económico creíble, en medio de un ambiente armonioso. Pero no hay una panacea, es un camino largo a recorrer que tiene otros factores que deben darse para que se produzca un crecimiento”.