<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Higiene y distanciamiento social: aprender a convivir con la COVID-19

La necesidad de reactivar la economía en todo el mundo ha hecho que líderes de distintos países empiecen a evaluar cómo levantar paulatinamente las medidas de confinamiento de millones de ciudadanos

El impacto económico causado por la COVID-19 en el planeta será mayor que el de la Gran Depresión de 1929. En una carrera contra el tiempo, distintos países ya están poniendo en práctica cronogramas para levantar de forma gradual el confinamiento preventivo, y reanudar las primeras actividades en el exterior de los hogares.

Esta acción de los gobiernos debe ser muy bien instrumentada, pues supone un riesgo: podría revertir los logros alcanzados con las cuarentenas, advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta dependencia de Naciones Unidas ya estableció una serie de medidas para continuar con las campañas de prevención. El objetivo es evitar un rebote de nuevos contagios de Covid-19, la seria enfermedad respiratoria causada por este nuevo coronavirus.

La OMS prioriza controlar la transmisión del viru, garantizar la disponibilidad de salud pública y cuidados, así como  minimizar el riesgo en entornos expuestos, tales como establecimientos sanitarios permanentes. También, apoya medidas de prevención en los centros de trabajo, escuelas y otros lugares de alta densidad  de personas; controlar el riego de casos importados en los respectivos países, e incorporar más a la población, para hacerla corresponsable del combate a la pandemia.

Una de las medidas sobre las que Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, ha hecho mayor énfasis, es esa responsabilidad que tiene la población para prevenir la Covid-19.

En todos los países ha sido evidente cómo muchas personas, por distintas razones, deciden no respetar las normas de distanciamiento social e higiene. Hay que enfatizar en que estas son fundamentales para combatir el patógeno causante de la enfermedad.

Sentido común

Uno de los principales retos que deben afrontar las instituciones públicas y privadas es informar a los ciudadanos. Resulta clave persuadirlos para que acaten las normas establecidas.

Pese a que han pasado meses aprendiendo acerca de este virus, muchas personas aún lo consideran como si fuera una simple gripe, o sencillamente no tienen noción real del peligro que corren sus vidas ante un posible contagio.

Por ello, es imprescindible seguir trabajando en políticas públicas y privadas que fomenten tanto el uso de mascarillas como el distanciamiento social. En este nuevo mundo impuesto por la pandemia, ciertos hábitos preventivos han venido para quedarse.

El doctor e infectólogo venezolano Julio Castro, una de las autoridades locales en la materia, ha mantenido desde marzo pasado este tipo de recomendaciones. “Debemos ser nosotros mismos quienes tomemos las mayores precauciones, para que logremos combatir la Covid-19”.

Convivir con el virus

Empezar a salir de nuevo es un hecho que no podrá retrasarse por mucho tiempo en ningún país. Por eso, además de las políticas que puedan impulsar gobiernos e instituciones, es fundamental que los ciudadanos apelen a su sentido común y tomen en cuenta estas previsiones para cuando se reactiven las actividades sociales ordinarias de trabajo, educación y esparcimiento:

No es lo mismo usar tapaboca o mascarilla en confinamiento que cuando sales a la calle: las normas de higiene nos dicen que se debe desechar un tapaboca por cada vez que salgas. En el caso de las mascarillas caseras, se pueden lavar después de cada salida.

Con respecto al uso de tapaboca en confinamiento, la persona puede darse la licencia de usar la misma mascarilla varias veces, si únicamente sale, por ejemplo, a botar la basura, o a hacer otra actividad específica que requiera distanciarse solo unos pocos metros de la puerta de su casa.

Artículo relacionado: Guía para usar correctamente mascarillas y guantes contra el coronavirus

Respetar las distancias: una de las formas principales de evitar el contagio de la Covid-19 es conservar la distancia con respecto a las otras personas.

Los especialistas en salud insisten en recomendar que se restrinjan las salidas al mínimo. Se debe evitar las horas pico, cuando hay mayor acumulación de personas en ciertos lugares.

Es importante perder el miedo de decirle al otro que conserve la distancia. De manera inconsciente, cada persona tiende a volver al comportamiento social que era normal antes de la pandemia.

También hay que evitar, en lo posible, tocar sin protección las superficies que encontramos en cualquier trayecto fuera de nuestra zona de seguridad. Esto incluye botones de ascensores, puertas de establecimientos, carritos de supermercados, mostradores, puntos de pago, cajeros y otros aparatos electrónicos ajenos.

O, si hemos tocado esas superficies, es crucial tomar precauciones.

Llevar antibacterial, alcohol o cloro: según especialistas, estos productos, funcionan para desintegrar el coronavirus, y se pueden aplicar para la limpieza o desinfectar superficies. Estas sustancias no deben usarse directamente en ojos ni boca.

Por supuesto, no se debe olvidar el constante lavado de manos y jabón durante, al menos, 20 segundos. Además, se debe evitar tocarse el rostro.

*Acerca de Polytex: Es la única empresa venezolana dedicada específicamente a fabricar telas médicas, especiales para suplir las necesidades de los fabricantes que confeccionan descartables médicos y materiales médico-quirúrgicos. Las telas de polipropileno no tejido de Polytex, que están presentes en el cuidado de la salud de los venezolanos, tanto en el sector público como en el privado, ayudan a mantener ambientes salubres y a controlar riesgos biológicos.