Hiperinflación toma fuerza, AN reporta 65,4% de inflación en enero

El primer mes del 2020 se convierte en el mes con mayor índice de inflación desde febrero de 2019, según los datos de la Asamblea Nacional. 

La etapa de hiperinflación en Venezuela parece no haber terminado. A pesar que al cierre del 2019 el índice inflacionario de desaceleró, el aumento en los precios repuntó en enero. Según las cifras publicadas por la Asamblea Nacional, la inflación en enero se ubicó en 65,4%.

Mientras en diciembre la inflación mensual se ubicó en 33,1%, en enero el índice escaló 32,3 puntos porcentuales. Enero se convierte así en el mes con mayor índice de inflación desde febrero de 2019.

El sector salud registró el mayor incremento (+117,3%), seguido por transporte (115,5%) y alimentos (91,8%).

Sin embargo, la hiperinflación de enero de 2020 (65,4%) es menor a la inflación registrada en enero de 2019 (191%), tras un año lleno de políticas que buscaron frenar, sin éxito, el proceso hiperinflacionario.

La restricción del crédito de la banca, sumado a un ajuste a la baja en el gasto público, lograron que en 2019 la inflación se ubicara en 9.589,5%  frente a un índice que alcanzó los 130.060,2% en 2018.

Sin embargo, la desaceleración hiperinflacionaria del año 2019 parece no mantenerse en 2020. La cifra de la escalada en los precios durante el mes de enero, reportada por la AN, es algo esperado por los analistas y consumidores, que sintieron el aumento en los precios de forma acelerada en los primeros días del año.

A pesar de la escalada, la inflación interanual de enero (4.140%) se ubicó por debajo de la inflación interanual de diciembre (7.374,4%).

¿Una cifra esperada?

En las primeras semanas de enero, el economista Asdrúbal Oliveros señaló que el alza de los precios de los productos y del tipo de cambio del dólar respondió a una gran emisión monetaria de bolívares a través del petro.

En diciembre, 4,2 millones de pensionados recibieron medio petro a través del carnet de la patria, lo cual representaba en el momento cerca de 120 millones de dólares.

Aunque no todos pudieron gastarlo, la Sunacrip señaló que 1,2 millones de personas ya lo habían gastado en los comercios, lo cual representó 37 millones de dólares que se inyectaron al sistema, disparando así los precios de productos y servicios.

Tras pausarse el sistema de Biopago por mantenimiento, el diputado y economista Ángel Alvarado explicó que esta decisión correspondía a una medida para frenar la inflación que se podía desatar en enero, aunque en este caso, sin éxito.