<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Incredulidad y poco entusiasmo genera reactivación del Dicom

Lo que se conoce hasta ahora sobre cómo será la nueva operatividad de este esquema de divisas es "un poco más de lo mismo" de la política cambiaria del gobierno, señalaron algunos economistas. Reiteran que el control de cambio y la caída de los ingresos en dólares atentarán en contra del Dicom.

El gobierno anunció la reapertura del Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom) tras cinco meses suspendido. Las novedades del esquema cambiario son la no participación del Banco Central de Venezuela como oferente, por lo que la compra y venta de divisas será entre privados y, se permitirán las remesas desde el exterior.
Aunque aún falta por conocer mayores detalles sobre su operatividad, analistas reiteran la necesidad de levantar el control de cambio y una reforma fiscal y monetaria que contribuya a eliminar los desequilibrios en este mercado que permita sincerar el precio de la divisa.
Sostienen igualmente, que la caída de los ingresos en dólares atentará contra la reactivación del Dicom, así como la falta de confianza de los inversionistas en el Dicom tras los fracasos del gobierno en anteriores sistemas cambiarios.
Para el director de la consultora Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, «no hay mucho que esperar». Señaló en su cuenta en Twitter que habrá que esperar si el gobierno permitirá a los privados que hagan operaciones con un tipo de cambio competitivo.
El gobierno mantiene desde marzo de 2016 un tipo de cambio de 10 bolívares por dólar, para las importaciones de alimentos y medicinas, pero ante la baja de los ingresos en divisas, ha mermado también las asignaciones al sector privado. Durante los últimos años se han implementado otros esquemas cambiarios alternativos en los cuales la divisa se transaba a un precio muy superior al oficial y por debajo del mercado paralelo.
Oliveros destaca que la entrega de divisas pasó de 48,8 millones de dólares en 2015 a 6,2 millones de dólares en 2017. A esto se le suma que las reservas internacionales del BCV se mantienen en su nivel más bajo de los últimos 30 años, al colocarse en $9.260 millones el 25 de enero.
«El contexto externo de Venezuela es tan adverso que sin pagos de deudas y sin liquidaciones al sector privado de divisas, las reservas internacionales no recuperan terreno. Es poco lo que puede hacer en nuevo Dicom», indicó Oliveros.
Para el diputado de la Asamblea Nacional, José Guerra, «el problema no es el Dicom», sino el control de cambio.
«Si no se quita el control de cambio seguirá reinando DolarToday, la brecha cambiaria se ampliará y persistirá la hiperinflación», dijo.
Destacó el parlamentario que el relanzamiento del Dicom «es un error», dadas las actuales condiciones económicas del país de hiperinflación, escasez y recesión.
«Venezuela no está para hacerle otro remiendo al sistema cambiario disfuncional y moribundo, ya se ha probado con el Sicad I, el Sicad II, Dipro, Sitme y antiguo Dicom, todos han fracaso en contener el dólar paralelo», señaló.
Explicó Guerra que para que cualquier sistema cambiario pueda estabilizar la tasa de cambio, debe ir acompañado de políticas fiscales y monetarias que respeten los equilibrios de la economía. «pero con un Banco Central que expande la liquidez en 1.800% es imposible evitar la depreciación del bolívar (…) Nuestra propuesta implica un cambio fundamental, eliminar el control de cambio y procurar un tipo de cambio que ancle los precios, de otra manera seguirá la hiperinflación».
 ]]>