Inflación 2020: Venezuela cerró el año sin poder salir de la hiperinflación

El Observatorio Venezolano de Finanzas señala que en 2021 va a continuar la dolarización transaccional de la economía y aumentará aún más la dolarización financiera. "Esto parece inevitable", señala el informe

Inflación 2020: Venezuela cerró el año sin poder salir de la hiperinflación

El año 2020 pasará a la historia como un año caótico para el mundo a raíz de una pandemia que, además de dejar un saldo de más de un millón de muertos, también dejó al mundo con una economía golpeada. Sin embargo, en el caso de Venezuela, la pandemia llegó en un duro momento económico y vino a acentuar lo que ya se vivía en el país: hiperinflación y caída de la economía.

Según el reporte publicado por el Observatorio Venezolano de Finanzas, Venezuela registró en 2020 una inflación de 3.713%, la más alta del mundo, pero menor a la inflación registrada en 2019 (7.374%).

En diciembre, la inflación registrada por la OVF se ubicó en 21,2%, por debajo de la inflación de noviembre que cerró en 65,70%.

«La liquidez monetaria aumentó 33% en diciembre de 2020, en correspondencia con la
tasa de inflación de 21,2%.  Sin embargo, en términos anualizados la base monetaria se incrementó en 1.134%, muy inferior al aumento de los precios de 3.713%. Eso es típico de las hiperinflaciones,
denotando una caída de la liquidez real», señala el informe del Observatorio.

Así se movió el año hiperinflacionario

Este año Venezuela continúo dentro de la brecha hiperinflacionaria, aunque con menor subida que en años anteriores.

El mes en el que se registró mayor inflación en el país fue el mes de abril (80%), seguido por el mes de noviembre (65,7%), de enero (65,4%) y de julio (55,05%). Mientras que los meses en los que la inflación fue menor fueron los meses de marzo (21,2%), febrero (22,4%) y octubre (23,8%).

Y… ¿ qué se espera para el 2021?

El Observatorio Venezolano de Finanzas señala que en 2021 va a continuar la dolarización transaccional de la economía y aumentará aún más la dolarización financiera. «Esto parece inevitable», señala el informe.

A pesar de ello, las esperanzas de muchos trabajadores de la Administración Pública y de los pensionados de que sean dolarizados sus sueldos no se concretarán. «No hay cómo pagarlos debido a lo limitado del flujo de caja en divisas. Además pagar los salarios en bolívares es lo más fácil:
basta que el BCV emita dinero», señalan.

También en 2021 se espera que exista una tercera reconversión monetaria, debido a que la rápida devaluación de la moneda hace insostenible mantener el bolívar sin quitar sus ceros.

Otra mala noticia para los venezolanos tiene que ver con el tema del combustible. Se espera que los problemas de abastecimiento persistan en 2021 debido a que no hay recursos para financiar las refinerías.