Inflación de EEUU en enero fue de 0,1%, en Venezuela fue de 65,4%

La inflación subyacente, que excluye los precios de la energía y alimentos debido a su volatilidad, fue del 0,2 % el mes pasado. En todo 2019 los precios que pagan los consumidores en Estados Unidos aumentaron un 2,3 %

El índice de precios al consumo (IPC) subió una décima en enero en Estados Unidos, el menor incremento en cuatro meses, con lo cual la inflación en los últimos 12 meses ha sido del 2,5 %, informó este jueves el Gobierno de Trump.

La inflación subyacente, que excluye los precios de la energía y alimentos debido a su volatilidad, fue del 0,2 % el mes pasado. En todo 2019 los precios que pagan los consumidores en Estados Unidos aumentaron 2,3 %.

El mes pasado los costos de la vivienda, principalmente los alquileres, fueron los que pesaron más en el aumento de enero, con una subida de 0,4 %, según el informe del Gobierno.

Por su parte, las remuneraciones de los trabajadores aumentaron 0,1 % en enero después de un incremento de 0,6 % en todo el año pasado.

La Reserva Federal (Fed) vaticinó en su informe más reciente que este año la inflación regresará al «objetivo simétrico del 2 %».

A finales de enero, en la primera de sus tres estimaciones, el Gobierno calculó que la economía del país anotó un crecimiento económico del 2,3 % el pasado año, por debajo del 2,9 % de 2018, lo que supone el menor ritmo desde la llegada del presidente estadounidense, Donald Trump, a la Casa Blanca a comienzos de 2017.

Con esos datos, se confirmó la progresiva desaceleración económica en EEUU, la primera economía mundial, que comenzó el año con una tasa anual de expansión por encima del 3 %.

Trump atribuye a la política monetaria de la Fed el freno a la expansión, al insistir en que debe rebajar el precio del dinero «a cero o menos» para espolear la actividad económica.

Venezuela

Por otro lado, la Asamblea Nacional (AN) publicó este jueves las cifras correspondientes a la inflación de enero y arrojó que esta fue de 65,4% en un mes donde el tipo de cambio varió cerca de 40% y las restricciones a la banca se mantuvieron.

La restricción del crédito de la banca, sumado a un ajuste a la baja en el gasto público, lograron que en 2019 la inflación se ubicara en 9.589,5% frente a un índice que alcanzó los 130.060,2% en 2018.

Con estos números, Venezuela cumple ahora 26 meses en hiperinflación, uno de los ciclos más largos jamás registrados en la región y en el mundo.

Sin embargo, economistas explican que esta desacelaración es producto de un ambiente de mayores libertades económicas que estuvo presente durante la mayor parte de 2019. Estas políticas de libre mercado representan una nueva jugada para un régimen cuya carga ideológica se basa en la regulación de la economía a través de los poderes del Estado.

Este tipo de medidas han generado crisis a lo largo de toda la historia y Venezuela no es la excepción. De hecho, la liberación del mercado y la dolarización de facto parece ser algo que Maduro «agradece», según dijo en una entrevista a finales del año pasado.

«Ese proceso que llaman de dolarización puede servir para la recuperación y despliegue de las fuerzas productivas del país y el funcionamiento de la economía. Es una válvula de escape, gracias a Dios existe», indicó en una entrevista transmitida por televisión.

Con información de EFE