<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Querida hiperinflación: pronto cumpliremos tres años

La hiperinflación en Venezuela continúa, sin tratamiento o vacuna desarrollada. Cada vez más venezolanos tienen sus bolsillos en terapia intensiva. Tener dólares en la cartera se convierte en el oxígeno al que muchos se aferran para sobrevivir

Querida hiperinflación: pronto cumpliremos tres años

Pronto se cumplirán tres años desde que el país entró oficialmente en hiperinflación, pero como muchos venezolanos, no tendrá pastel de cumpleaños porque el sueldo mínimo no alcanza para comprar los ingredientes de la torta. Además, gas no hay.

El dinero se desvanece del bolsillo de los venezolanos sin siquiera tocarlo. El venezolano pasó de «está barato, dame dos» a «compra rápido que mañana está más caro». A solo tres meses de cumplir tres años, la hiperinflación continúa, y la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional la sigue reportando.

En julio, los precios en Venezuela subieron, como siempre. La hiperinflación se acomoda en el sofá de cada casa en Venezuela. Según la AN, el índice de precios registrado el mes pasado se ubicó en 55%.

Hubo un repunte. Hace un mes el índice subió 19,5%, ahora lo hizo mucho más. En esta ocasión fue el diputado Alfonso Marquina quien publicó las cifras, cifras que parecen impersonales pero que no lo son. Por el contrario, el fantasma de la inflación cada vez se vuelve más palpable.

Las cifras del mes

Inflación mensual: 55,5%. Inflación interanual: 4.099%. Inflación acumulada: 843,44%. Así se resume la escalada de precios del mes de julio, el tercer mes de cuarentena en Venezuela.

En esta ocasión, no todos los rubros crecieron al mismo ritmo. Unos se atrevieron a correr más fuerte para alejarse de la posibilidad de compra de los venezolanos. Por ejemplo, los servicios aumentaron 483,5% y las comunicaciones 326,4%.

Comunicarse con los migrantes venezolanos cada vez es más costoso. Los precios de telefonía local subieron 678,61%, los de telefonía celular 334,45% y el internet costó 192,37%, a pesar de ser el más lento del mundo.

Ni las clases virtuales, ni dejar de vestirse para ir a la escuela hicieron que la inflación en educación cayera. Por el contrario, educarse salió 56,3% más caro.

 

¿Por qué sube?

Crisis económica, escasez de gasolina, dolarización de la economía, repunte del tipo de cambio son solo algunas respuestas que desde la Asamblea Nacional se dan. ¿Cuándo terminará? Cuando se mejoren las políticas económicas, cuando se reactive la producción, cuando salga Maduro y, por consiguiente, las sanciones también, señalan.

Mientras tanto, más del 50% de las transacciones en el país se realizan con dólares, aunque Marquina apunta que lamentablemente en el caso de los venezolanos «se paga en dólares pero se cobra en bolívares».

Por eso desde la AN se propone algo: Que el sueldo mínimo represente al menos el 30% del costo de la canasta alimentaria ($63), y que se pague en bolívares pero al tipo de cambio. Por ahora, el sueldo mínimo en Venezuela tan solo es de $2.