<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

La avena y el atún son los productos con mayores alzas en la semana

La leche en polvo, el azúcar, arroz y la harina de maíz se mantienen desaparecidos de los anaqueles de mercados y supermercados, a donde diariamente acude una gran cantidad de consumidores que hace colas con la esperanza de  encontrarlos.

La avena y el atún son los productos con mayores alzas en la semana

El tercer recorrido del año realizado por El Interés el viernes 27 de enero por el mercado de Quinta Crespo y el supermercado Unicasa, ubicado en la avenida San Martín, las amas de casas continúan su peregrinar en busca de los productos de la canasta básica y las mejores ofertas, pero en su gran mayoría no logran ninguno de los dos objetivos.

“En este mes de enero ha sido muy difícil comprar comida, me toca hacer la cola en Unicasa los días jueves según mi último número de cédula, solo un día pude comprar una bolsita de jabón en polvo, una mantequilla y un kilo de harina de trigo, pero productos como el café, azúcar, arroz y la leche en polvo tengo tiempo que no puedo adquirirlos”, señaló María de Carrero, de 64 años de edad, quien indicó que cada jueves ya es costumbre comenzar a realizar una cola a las 4 de la madrugada, con otras personas de la tercera edad.

Nuevamente los consumidores se volvieron a quejar por las mafias de revendedores (bachaqueros) que aseguran “marcan las colas” y venden los puestos y que también sobornan a los funcionarios para poder pasar a comprar de primero, antes que se acaben los productos.

“Aquí no hay vigilancia, muchas personas venimos a realizar la bendita cola, pasamos horas padeciendo calor, frío, hambre y al final los bachaqueros son los primeros que compran y después quieren vender los productos a precios de dólar negro”, dijo Gustavo Echenique.

En el mercado de Quinta Crespo, la situación no es muy diferente. Los clientes se quejaron nuevamente del alza de los precios, entre ellos, del litro de aceite importado, que la semana anterior ofrecían en Bs 7.000, el 27 de enero ya estaba en Bs 8.000, mientras que el precio de kilo de ajo pasó de Bs 6.000 a Bs 8.000.

“En Venezuela no hay salario integral (mínimo + bono de alimentación) en Bs 104.358,15 que aguante estos precios de los alimentos. Solo si te atreves a comprar tres kilos de carne, a razón de Bs 7.000 el kilo, un pollo, queso y jamón gastas Bs 40.000, es decir, el salario mínimo de Bs 40.638,15. Aquí estamos sobreviviendo”, dijo Pedro Alcalá, quien también recriminó la gran cantidad de reevendedores a las afueras del mercado.

La cebolla y la zanahoria mostraron una reducción en sus precios en comparación con la semana del 20 de enero en los dos establecimientos, mientras que la avena y el atún sufrieron los mayores incrementos.

El cereal pasó de Bs 3.900 a Bs 6.000 en el Unicasa, en tanto que en Quinta Crespo se conseguía en Bs 5.190 desde los Bs 3.610 de la semana previa.

El atún en lata en su presentación de 170 gramos sufrió un aumento de 106,3% pasando de Bs 1.938 a Bs 4.000 en Quinta Crespo, mientras que en el Unicasa el alza fue de Bs 274,6% al subir de Bs 990 a Bs 3.710.

A la orden del día siempre están los revendedores, fuera de estos establecimientos esperando por los consumidores desesperados por obtener los productos de la cesta básica.

Los bachaqueros ofrecían el 27 de enero, el kilo de azúcar a Bs 4.900; mientras que la harina de maíz y de trigo la negociaban en Bs 3.800; el kilo de arroz en Bs 4.000, al igual que el medio kilo de pasta.