<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Pequeños ahorristas de Puerto Rico temen un impago de la deuda

Los pequeños ahorristas puertorriqueños, que poseen cerca de 20% de los 73.000 millones de dólares de la deuda de las corporaciones de la isla, temen que un impago les haga perder sus inversiones de toda una vida.

Pequeños ahorristas de Puerto Rico temen un impago de la deuda

La asociación Main Street Bondholders, que agrupa a pequeños tenedores de bonos de corporaciones públicas de Puerto Rico, difundió hoy un comunicado sobre un encuentro celebrado esta semana en San Juan en el que se dio a conocer la difícil situación por la que pueden atravesar muchos puertorriqueños si se produce un impago de la deuda.

El comunicado recoge el testimonio de varios pequeños ahorristas que denunciaron haber invertido su dinero en deuda de corporaciones públicas de Puerto Rico con el objetivo, en la mayoría de los casos, de complementar en un futuro sus pensiones, por lo que un posible impago o quita por parte del Ejecutivo de San Juan tendría una grave repercusión para sus finanzas personales.

Apuntaron que su situación nada tiene que ver con los llamados «fondos buitres» -que compran deuda de entidades al borde de la quiebra a cerca de 25% de su valor nominal para presionar después por el pago de la totalidad- de los que habla el Gobierno encabezado por Alejandro García Padilla, sino que es la de personas modestas que pueden perder los ahorros de toda una vida.

Los testimonios de los pequeños ahorristas puertorriqueños tenían en común el haber invertido, por medio de entidades financieras con presencia en la isla, en corporaciones como la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (Cofina), la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) o el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) que ahora ven imposible cumplir con los vencimientos de pago.

Matthew Kandrach, representante de Main Street Bondholders, dijo durante el encuentro celebrado en San Juan que el objetivo es hacer saber de forma pública quiénes son los propietarios de una parte importante de la deuda de las corporaciones públicas de la isla.

Según destacó se trata de dar a conocer los rostros de los pequeños inversores puertorriqueños que pueden verse gravemente perjudicados si, finalmente, se produce el posible impago o quita del que se viene hablando desde hace meses.

Kandrach indicó que los pequeños propietarios a los que representa Main Street Bondholders se oponen por ello a que el Estado Libre Asociado de Puerto Rico pueda acogerse al Capítulo 9 de la Ley de Quiebras federal, ya que supondría la pérdida de sus inversiones.

Sin embargo, el Ejecutivo de San Juan ha pedido al Congreso estadounidense poderse acoger a esa medida al señalar que se trata de un trato discriminatorio a la isla caribeña respecto al resto de estados del país norteamericano.

El Departamento del Tesoro de EEUU apoya que Puerto Rico pueda acogerse a esa normativa, tal y como hizo saber uno de los principales funcionarios de esa entidad que compareció en una vista celebrada el pasado octubre ante el Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado en Washington sobre la situación económica de la isla.

El Departamento del Tesoro de EEUU difundió también en octubre un documento titulado «Crisis económica y fiscal de Puerto Rico y la creación de un camino hacia la recuperación: hoja de ruta para la acción del Congreso», en el que entre otras medidas se abogaba por permitir que la isla se acoja al Capítulo 9 de la Ley de Quiebras para reestructurar su deuda.