Luego de congelar precios, el gobierno arremete contra los comerciantes

El gobierno de Nicolás Maduro mantiene en la mira a los pequeños y medianos comerciantes tras haber congelado los precios y decretar un brutal aumento salarial que ha sido considerado una medida “inquisitoria” contra la empresa privada, según la oposición.

Luego de congelar precios, el gobierno arremete contra los comerciantes

Maduro designó en la víspera a William Contreras como jefe de la nueva cartera de Comercio Interior con el fin de tener “un comercio interno muy bien organizado”, después de promulgar sus medidas económicas que -en menos de dos semanas. dispararon los precios en medio de una voraz hiperinflación.

Contreras proviene de la Superintendencia de los Precios Justos (Sundde), un organismo que ha detenido a comerciantes y ordenado la rebaja forzada de precios en los locales, dentro de las ‘razzias’ decretadas por el Presidente contra los locales a los que acusa reiteradamente de especular y acaparar productos para desestabilizar a la economía.

La designación de Contreras no ha sido bien recibida este martes entre sectores de la oposición. El diputado Ángel Alvarado, miembro de la Comisión de Finanzas de la opositora Asamblea Nacional, consideró que con esa designación se desatará una “inquisición contra la empresa privada”.

Advirtió que las empresas corren el riesgo de enfrentar una “confiscación masiva” por no poder asumir los costos que implica un aumento del salario mínimo de 2.400%, más impuestos, una constante devaluación de la moneda y una inflación descontrolada. Todo esto sin poder subir los precios.

“Todos los venezolanos saben que en este país se come gracias a la empresa privada, gracias a Polar o Farmatodo, por ejemplo, y si se confiscan estas empresas tendremos el mismo resultado que tuvo (la cadena) »Éxito» donde actualmente lucen pasillos y pasillos vacíos», afirmó el también economista a Globovisión.

El gobierno de Maduro ordenó reforzar las fiscalizaciones contra los comercios al insistir que las empresas no pueden aumentar los precios porque -asegura- las medidas decretadas no impactan en los precios.

Pero Alvarado sostiene que el “paquetazo” de Maduro da mayor combustible a la hiperinflación.

“Se congelan los precios en una economía donde los precios aumentan todos los días y se persigue y meten presos a los empresarios por no cumplir con lo que el gobierno quiere. Es imposible que no suban los precios”, afirmó.

La mezcla surgida entre congelamiento de precios e hiperinflación genera efectos para los comerciantes. Los anaqueles de grandes cadenas de farmacia como Farmatodo y Locatel lucen vacíos, después de que el gobierno ordenara una nueva rebaja forzada de precios.

En medio de este síntoma económico, la Sundde anuncia detenciones contra pequeños comerciantes a lo largo y ancho del país, a los que acusa de acaparar y remarcar los precios.

La nueva ofensiva desató el temor entre los comerciantes. Juan, dueño de una bodega en el sector de San Agustín, en el sur de la capital, explicó a El Estímulo que lleva dos semanas sin abrir al público al local por la confusión y el temor que genera las medidas de Maduro.

“¿Tu crees que voy abrir con precios que me generan pérdidas? La confusión es total y yo a este gobierno no le creo nada”, comentó Juan al decir que vende a precios actualizados a personas “de confianza” para no ser alcanzado por la Sundde.