Macri restringe la compra de dólares en Argentina tras perder las elecciones

Argentina amaneció hoy con nuevo presidente electo y con nueva restricción cambiaria. Desde ahora los argentinos solo podrán comprar $300 mensuales tras una medida impuesta por el Banco Central de Argentina.

Macri restringe la compra de dólares en Argentina tras perder las elecciones

Después de conocerse el triunfo del peronista Alberto Fernández, la nueva vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner le hizo un llamado a Macri a controlar la economía hasta que termine su mandato. Solo horas después Macri sorprendió con una gran restricción de la compra de dólares en Argentina.

Los 220 mil venezolanos que viven en Argentina se levantaron este lunes no sólo con nuevo presidente, sino con una nueva restricción para cambiar sus pesos a dólares. Según la disposición del Banco Central de Argentina, las personas solo podrán cambiar mensualmente $100 en efectivo y $200 a través de cuentas bancarias.

«La semana pasada observamos una importante demanda de dólares. Ante el riesgo de que esto se mantenga esta semana decidimos profundizar los controles. A partir de hoy (lunes) hemos reducido a 200 dólares mensuales el monto máximo que pueden comprar los individuos para atesoramiento», anunció el presidente del Banco Central, Guido Sandleris.

En rueda de prensa poco antes de la apertura de los mercados y de la Bolsa, Sandleris dijo que la semana pasada se aceleró la caída de las reservas por la demanda de particulares y ante el temor de que siguiera la tendencia resolvieron endurecer el control.

Antes de esta disposición, el control cambiario restringía a 10.000 dólares la compra mensual de divisas.

La medida tiene el objetivo de preservar las reservas del Banco Central, que suelen utilizase para controlar el precio del dólar, y que desde agosto se redujeron en más de $20.000 millones.

Desde las elecciones primarias del 11 de agosto, en las que Fernández consiguió el 49% de los sufragios y Macri el 33%, hubo retiros de las cuentas en dólares por más de 12.000 millones, por lo que la medida de Macri busca evitar una caída aún mayor de las reservas internacionales.

El nerviosismo de los mercados ante el eventual triunfo de Fernández se hizo evidente el viernes antes de la elección. El peso se depreció 5,86%, mientras que el Banco Central perdió ese día 1.755 millones de dólares de sus reservas internacionales.

El riesgo país también asciende, el índice argentino elaborado por el banco JP Morgan subía unos 20 puntos básicos, antes de la apertura de los mercados-

¿Cuál es la situación económica a la que se enfrentará Fernández?

Fernández tiene un reto por delante al encontrar una economía golpeada por una alta inflación (37,7% hasta septiembre) y un aumento de la pobreza (35,4%).

Además, la deuda argentina se ubica en 315.000 millones de dólares, lo que representa prácticamente el  100% del Producto Interno Bruto (PIB), según las agencias calificadoras de riesgo. Las reservas internacionales en Argentina se encuentran en 43.503 millones de dólares.

En 2018 Argentina obtuvo del Fondo Monetario Internacional un préstamo por 57.000 millones de dólares, de los cuales solo ha recibido 44.000 millones. El último desembolso, previsto para septiembre no se realizó, a la espera de los resultados de las elecciones.

En espera de las reacciones del mercado

El peronista de centroizquierda Alberto Fernández debe enfrentar a partir de este lunes la reacción de los mercados a su triunfo en las presidenciales de Argentina, en medio de la recesión y bajo turbulencias financieras.

«Los tiempos que vienen no son fáciles», dijo Fernández a sus seguidores, al anunciar que se encontrará a primera hora del lunes con el mandatario liberal Mauricio Macri en la sede presidencial.

«Me reuniré con él y empezaremos a hablar del tiempo que queda. Por supuesto, vamos a colaborar en todo lo que podamos porque lo que nos interesa es que los argentinos dejen de sufrir de una vez por todas», aseguró Fernández, muy crítico con la política económica de apertura de Macri.

Sin embargo, los mercados preferían el triunfo de Mauricio Macri, al considerarse una alternativa más liberal, en contraposición con las políticas populistas del peronismo.

El triunfo de Fernández ocurre cuando América Latina se encuentra en ebullición, con protestas en Chile, Bolivia y Ecuador.

Fernández no ha sido explícito hasta ahora sobre las medidas que piensa aplicar cuando asuma.

En campaña electoral, pidió una tregua de 180 días a los sindicatos y a los movimientos sociales mientras despega la industria.

Lo cierto es que la nueva restricción cambiaria impuesta por el gobierno de Macri hasta diciembre de este año podría afectar a los venezolanos que envían dólares y remesas a sus familiares en Venezuela.

Con información de agencias