Maduro critica impacto ambiental de producción petrolera de EE.UU

El presidente de la República, Nicolás Maduro, rechazó "el daño ambiental causado por el gobierno de Estados Unidos en su afán por extraer petróleo y gas", según un despacho de prensa de la agencia oficial de noticias AVN.

Maduro critica impacto ambiental de producción petrolera de EE.UU

Durante una reunión con los gobernadores en el Consejo Federal de Gobierno, en el Palacio Blanco, y transmitido por el canal oficial VTV, afirmó  que «las acciones del Gobierno de Estados Unidos apuntan a la producción de petróleo mediante la explosión del suelo, acción que puede causar daños irreversibles al ambiente».
«Estados Unidos ha inundado de petróleo el mercado con un petróleo que surge a través de una técnica de explosión y daño de la base de la tierra. Es una técnica para buscar entre rocas profundas con explosiones y micro explosiones que no se sabe el daño que le puede causar al planeta tierra», dijo.
«Pueden causar daños irreversibles al planeta tierra de contaminación de manantiales, que a su vez alimentan ríos y son fuentes de agua para millones de personas en Estados Unidos (…) Venezuela denuncia la destrucción que se le provoca a los lugares del planeta, donde se están aplicando estos métodos bárbaros, salvajes, inhumanos», recalcó.
El presidente señaló que el costo de producción con este método «es muy alto, pues se calcula entre 60 a 100 dólares el barril, con tendencia creciente; mientras que el costo para la humanidad es impagable».
Calificó esto como «una obsesión» de Estados Unidos por sacar petróleo y gas. «Algunos expertos dicen que las reservas petroleras no dan para muchos años, pero la destrucción queda ahí», dijo.
El presidente aparentemente alude a la nueva producción de petróleo de las petroleras privadas en  Estados Unidos a partir de la explotación de lutitas, un tipo de rocas ricas en hidrocarburos que son procesadas a través de «fracking» o fracturación del suelo.
Este aumento de la producción en Estados Unidos explica en parte la fuerte caída de los precios del petróleo en el mercado mundial, que a su vez perjudica a grandes productores de curdos tradicionales como Venezuela.]]>