Maduro dice estar listo para renegociar con sus acreedores

Nicolás Maduro, afirmó que está listo para renegociar con todos sus acreedores, bajo la condición de que le permitan nuevamente el acceso al sistema financiero internacional, al que no puede acceder tras las sanciones financieras impuestas por Estados Unidos.

«Estamos listos para renegociar y cumplir todos nuestros compromisos, todos los vamos a cumplir, eso sí, a cambio de que nos abran las compuertas del financiamiento y refinanciamiento internacional como cualquier país», dijo Maduro.

Tras las sanciones financieras impuestas por Estados Unidos desde el año 2017, las entidades públicas que aún controla su régimen quedaron sin acceso a la banca internacional lo cual, denuncian, les dificulta la realización de pagos a proveedores y tenedores de bonos.

Maduro informó que su segunda, Delcy Rodríguez, y su encargado de Economía, Tarek El Aissami, encabezan la mesa de renegociación de la deuda venezolana y dijo que está dispuesto a reunirse con los acreedores en cualquier lugar del mundo que sea necesario ir, que no sea Estados Unidos.

«Eso ha marchado bastante bien y he dado instrucciones para que se reanimen los procesos de contacto y renegociación de toda la deuda que hay, de todos los bonos», afirmó.

El proceso, explicó, ha presentado dificultades que atribuyó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a quien responsabiliza por las sanciones y su impedimento de que Venezuela pueda hacer transacciones en ningún banco del mundo.

«Venezuela -insistió- está bloqueada bancaria y financieramente en el mundo entero».

Desde su punto de vista, los principales perjudicados por las sanciones de la administración Trump son los propios sectores financieros de Estados Unidos que tienen los bonos y tienen la deuda con Venezuela.

Admitió que Venezuela trabaja en el mundo de las criptomonedas y que Ministerio de Finanzas y el Banco Central de Venezuela (BCV) tienen nuevos instrumentos que activarán «muy pronto» para facilitar transacciones bancarias, financieras, de pago nacional e internacional, a través de las cuentas del emisor.

«Venezuela está trabajando el mundo de las criptomonedas como sistema libre para los pagos nacionales e internacionales», sostuvo, al adelantar que próximamente habrá anuncios institucionales de las autoridades financieras.

Maduro lanzó el petro a finales del año 2017 y, según explicó en su momento, la criptomoneda está respaldada por el crudo de un bloque de la rica Faja Petrolífera del Orinoco, una extensa región del país donde están depositadas las reservas probadas de hidrocarburos más grandes del planeta. Sin embargo no ha habido éxito con la criptomoneda y poco ha levantado.

Por su parte, el líder de la Asamblea Nacional venezolana (Parlamento), Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por más de 55 naciones y la mayoría de la población venezolana, afirmó este lunes que buscar ese tipo de mecanismos (criptomonedas), de subterfugios para poder pagar a proveedores es una muestra del desespero en el que ha caído Maduro.

«Suena desesperado, si están buscando alternativas, por ejemplo bitcoins, etheron, ¿qué pasó con el petro, por ejemplo? Ellos no se ufanaron de que estaban creando una criptomoneda que iba a hacer la diferencia, creo que no les funcionó evidentemente, fracasaron también en cualquier alternativa», dijo Guaidó en rueda de prensa.

El líder opositor afirmó que la comisión de deuda que designó está estudiando no solo lo que tiene que ver con el bono 2020, sino con la magnitud total de la deuda, pues considera que Maduro endeudó al país de manera salvaje.