Maduro entregará una mina de oro a cada gobernador chavista

Nicolás Maduro anunció que asignará el manejo de una mina de oro a cada gobernador chavista para que puedan generar sus propios recursos financieros, en medio de la crisis económica que atraviesa el país.

Maduro señaló en cadena nacional que los yacimientos de oro no solo serán productivos, sino que ayudarán a las gobernaciones a obtener recursos en divisas «convertibles para nuestro pueblo». 

En el caso de las regiones en manos de la oposición, Nicolás Maduro señaló que la asignación de la mina de oro se canalizará a través de una «corporación de protección social», la cual será designada por él. 

De esta forma, los estados Táchira, Mérida, Anzoátegui y Nueva Esparta, todos gobernados por dirigentes opositores, no tendrán asignación de minas de oro a su gobernación. Para estos cuatro estados venezolanos se creará, varias corporaciones que manejarán los recursos.

Los recursos se destinarán a «la educación, la salud, la vivienda, la vialidad, el trabajo, la vida de nuestro pueblo», señaló Maduro. 

¿Quién va a explotar los yacimientos? 

Según el régimen, los yacimientos que se van a entregar a las gobernaciones son productivos y están en manos de inversión extranjera «que ha llegado y está llegando para producir oro, para producir coltán, para producir diamantes, etcétera, en el Arco Minero del Orinoco». 

También, según Maduro, parte de los yacimientos serán explotados por inversionistas venezolanos, aunque no preciso nombres de empresas vinculadas. 

No solo Maduro celebró este plan. El vicepresidente para el área económica, Tareck El Aissami, dijo que el llamado «nuevo momento económico» buscará «la expansión de las fuerzas productivas en las regiones. 

Por su parte, la vicepresidenta Delcy Rodríguez  señaló que esta medida busca «un proceso de desarrollo integral con reconocimiento y respeto a la naturaleza» y que se espera que genere empleos en las regiones.

Enfermedades, drogas y peligro Ambiental 

El «respeto por la naturaleza» que señala Rodríguez es uno de los puntos más criticados en el Arco Minero.

El Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina (OCMAL) señaló en un reporte de noviembre de 2018 que el tipo de minería que se está efectuando en el Arco Minero corresponde a monitores hidráulicos que utilizan mercurio.

«Esto trae nefastas consecuencias para los ecosistemas y para los propios indígenas: destrucción de la vegetación, de los ríos, fragmentación de hábitats, contaminación del agua por sedimentos y por mercurio, afectación de la fauna, destrucción del suelo…enfermedades por mercurio, proliferación del paludismo, prostitución, tráfico de drogas y de alcohol», advirtió el OCMAL.