<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Maduro ha manejado en 2017 un gasto de Bs 23,3 billones sin aval de la AN

El incremento del presupuesto estimado para este año ha sido sustancial. El gobierno ha ejecutado sin control parlamentario una cantidad que casi duplica el monto autorizado ilegalmente por el Tribunal Supremo de Justicia para 2017. 

Maduro ha manejado en 2017 un gasto de Bs 23,3 billones sin aval de la AN

La administración de Nicolás Maduro ha desembolsado -hasta el mes de septiembre- más de lo previsto en el presupuesto para el ejercicio fiscal 2017, al incluir los recursos extraordinarios aprobados por el gobierno sin la autorización de la Asamblea Nacional.

En estos nueve meses de 2017, los créditos adicionales alcanzan un monto de 14,9 billones de bolívares, 177,38% más que los Bs 8,4 billones contemplados en el presupuesto para este año, para un total de Bs 23,3 billones y aún falta el último trimestre del año, tradicionalmente el de mayor gasto.

De acuerdo a la normativa legal, tanto las leyes de presupuesto y de endeudamiento, como la solicitud de ingresos extras deben tener el aval del parlamento. Sin embargo, debido a la declaratoria de desacato que dictó el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) a la AN, el Ejecutivo presentó el presupuesto en octubre de 2016 ante el máximo tribunal y ha dado carácter legal a los créditos adicionales a través de los decretos de emergencia económica, de los cuales solo se conocen al ser publicados en Gaceta Oficial.

Es por ello que los diputados y analistas económicos afirman que el Ejecutivo asigna recursos a discreción, amparado en la sentencia del TSJ y quedando fuera del control parlamentario y monitoreo en el manejo de los recursos públicos.

De acuerdo al seguimiento de la organización no gubernamental Transparencia Venezuela a los recursos aprobados durante 2017 -por ejemplo-, tan solo un total de Bs 19 billones han sido aprobados por el Ejecutivo a 256 empresas estatales, de las 526 compañías del sector público existentes en el país.

Mercedes De Freitas, directora de Transparencia Venezuela, resalta que el gobierno ha limitado los poderes públicos y solo la Asamblea Nacional ha sido el único ente que exige información en materia de manejo del gasto público, pero sin éxito. Además, -recalca- la Contraloría General de la República «se ha vuelto cómplice de la opacidad en la información presupuestaria».

«No tenemos presupuesto nacional, lo que hay es una especie de caja chica donde se aumenta el gasto sin ningún tipo de control. La información del presupuesto de la Nación se ha privatizado prácticamente, se desconocen los informes sobre el manejo de los ingresos y gastos, que deben publicar ante la opinión pública la Oficina Nacional de Crédito Público (ONCP) y la Oficina Nacional del Tesoro», acotó De Freitas.

De los ministerios que más gasto adicional ha obtenido en estos nueve meses del año, resalta el Ministerio de la Defensa con Bs 1,3 billones siendo su presupuesto inicial de Bs 767.811 millones; seguido del Ministerio de Educación con recursos extras aprobados por Bs 2,7 billones y los ministerio del Trabajo y Salud ambos con Bs 1,9 billones.

«El incremento del monto del presupuesto entre 2016 y 2017 es significativo, pero al considerar el efecto de la inflación estimada en 522% para la cesta básica en Venezuela por el Cendas, el mismo monto representa una variación en términos reales de -75,85% en los ingresos disponibles para el funcionamiento del Estado», resalta el informe de Transparencia.

La expansión de los créditos adicionales ha sido una constante de las finanzas del chavismo en los últimos años y 2017 no fue una excepción. En comparación al presupuesto total del ejercicio económico de 2016 (Bs 5,6 billones), el gasto de la Nación sumado a los recursos extras ha aumentado 515,3%. Mientras que de 2015 a 2016 el incrmento fue de 362,5%.

El Ejecutivo se prepara para presentar en los próximos días ante la ilegal Asamblea Nacional Constituyente, el proyecto de presupuesto que regirá el ejercicio fiscal 2018.