Ministro Piñate: no hay justificación para despido de trabajadores o cierre de empresas

El ministro del Trabajo, Eduardo Piñate, aseveró que no existe justificación alguna para despedir trabajadores o cerrar empresas luego de la entrada de la reconversión monetaria, por lo que rechazó que se estén dando estas prácticas en las compañías de todo el país.

Ministro Piñate: no hay justificación para despido de trabajadores o cierre de empresas

«No existe ninguna justificación (…). El gobierno está asumiendo el diferencial de salario; ahora, los patronos, tienen que pagar el salario que estaban pagando convertidos en bolívares soberanos», expresó durante una entrevista a Unión Radio.

Dijo que los trabajadores no deben aceptar un despido por la entrada de la reconversión monetaria y a su juicio, el suspender la relación laboral y retomarla tras una semana es parte de una «arremetida por parte del empresariado» por lo que insistió que se debe dar continuidad.

Añadió que muchas empresas «están diciendo de todo».

Piñate dijo que los empresarios fueron sorprendidos por las medidas económicas anunciadas por el presidente Nicolás Maduro, «la justificación de la semana pasada era que se les había acabado la materia prima, son inventos de sectores empresariales».

También manifestó que han realizado «abordajes» en 44 empresas distintas de las cuales reabrieron 38.

«No se puede utilizar la entrada en vigencia del plan y la reconversión como un mecanismo para intentar flexibilizar relaciones laborales y violar los derechos de los trabajadores, ni cierre de empresas, líneas de producción ni despido», recalcó.

El ministro, además explicó que para el pago por parte del gobierno a las empresas, en el caso de las que están inscritas en el sistema Tiuna deben registrar a sus trabajadores allí. Mientras, los trabajadores por cuenta propia o las pequeñas empresas que no están inscritas en este sistema, deben hacerlo a través de la plataforma Patria.

Se refirió además sobre las medidas tomadas con la empresa Smurfit Kappa, de la cual dijo que «se aplicó por una política de Smurfit de aumento desmedido de los precios que estaba afectando la estructura de costos de algunos productos alimenticios».