Morgan Stanley prohíbe entrada de no vacunados a oficinas de Nueva York

Las empresas de Estados Unidos analizan las nuevas condiciones de trabajo. Según la agencia federal a cargo del respeto a la ley contra la discriminación en el trabajo (EEOC), los empleadores pueden obligar a sus empleados a vacunarse contra el coronavirus, con las excepciones por razones médicas u objeción religiosa.

Morgan Stanley prohíbe entrada de no vacunados a oficinas de Nueva York

El banco estadounidense Morgan Stanley impondrá a partir del 12 de julio a sus empleados y proveedores, pero también a clientes y visitantes, que estén vacunados contra el coronavirus si quieren ingresar a sus oficinas en Nueva York.

Esta nueva regla fue presentada en un mensaje interno firmado por el responsable de recursos humanos de la empresa, Mandell Crawley, indicó a la AFP una fuente cercana al banco de negocios el miércoles.

La disposición se aplicará a las oficinas que reciben un número importante de personas en la metrópolis y sus alrededores.

Algunas divisiones crearon espacios reservados a las personas vacunadas, precisó esta fuente. Se trata entonces de extender la medida a todos los servicios.

Los empleados tendrán hasta el primero de julio para decir si están o no vacunados contra el covid.

El presidente del banco, James Gorman, indicó la semana pasada que 90% del personal que regresa a las oficinas ya está vacunado, y espera que esta cifra suba a 98% o 99%. Para el 1% o 2% que no pueden por razones médicas o religiosas, «nos ocuparemos» cuando se llegue a esa cota, precisó.

Una vez que se implemente la nueva regla, los empleados de Morgan Stanley podrán abandonar la mascarilla y las normas de distanciamiento físico.

Las personas que no se vacunen estarán en teletrabajo.

Para entrar en los locales del banco, los clientes y visitantes deberán declarar por su honor que están inmunizados contra el covid 19.

Prueba a Wall Street

De Wall Street a Silicon Valley, las empresas estadounidenses están en plena reflexión sobre las nuevas condiciones de trabajo.

Según la agencia federal a cargo del respeto a la ley contra la discriminación en el trabajo (EEOC), los empleadores pueden obligar a sus empleados a vacunarse contra el coronavirus, con las excepciones por razones médicas u objeción religiosa.

También pueden pedir pruebas de vacunación pero deben guardar esta información confidencial.

El gestor de cartera BlackRock dio pasos en este sentido en todo Estados Unidos.

Luego de consultas internas, la empresa eligió autorizar solo a los empleados vacunados a ir a la oficina a partir de julio, según un memorándum enviado la semana pasada y consultado por la AFP.

Sin pedirles justificativos, pero contando con su «honestidad», la empresa también pidió a los empleados indicar si están o no vacunados.

En cambio los visitantes deben «comprobar» que están vacunados si quieren ingresar a la firma. «Se les pide llevar con ellos una prueba de vacunación», precisó este miércoles un portavoz a la AFP.

Goldman Sachs también exige a sus empleados que informen sobre su estatus en relación a la vacuna, sin imponerles la inmunización.

En tanto JPMorgan Chase y Bank of America alientan a sus funcionarios a vacunarse y a informar a la empresa, sin que sea obligatorio.

Citi no dio detalles sobre el asunto y refirió únicamente a un mensaje de la responsable de recursos humanos que indica que mascarillas y medidas de distanciamiento social son obligatorios.

Flexibilidad

El presidente de Morgan Stanley quiere que termine el teletrabajo.

«Si puede ir al restaurante en Nueva York, entonces puede venir a la oficina y lo queremos en la oficina», dijo durante una conferencia el 14 de junio. Habrá flexibilidad, prometió, para familias que todavía tienen dificultades para lograr el cuidado de sus hijos mientras los padres trabajan, por ejemplo.

Si a comienzos de septiembre los empleados no están de regreso, «estaría muy decepcionado», advirtió.