Olalquiaga: el petro puede ser susceptible a una devaluación

Para el presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, el petro puede ser susceptible a una devaluación porque la credibilidad en una moneda es importante para su estabilidad, "pero en Venezuela, el Banco Central sirve de caja chica para cubrir los déficit fiscales del Gobierno. Cuando tienes eso, ni para bolívares, ni para petros, ni nada".

Olalquiaga: el petro puede ser susceptible a una devaluación

«La confianza que hay en las monedas reposa en la seriedad de los emisores, en este caso el gobierno venezolano ha demostrado ser un emisor muy poco serio y ha devaluado el bolívar de Bs 500 por dólar que recibió el presidente Hugo Chávez a los 40 millones de bolívares que da la tasa del Dicom pero a una tasa que se multiplica 8 veces eso si te vas a mercado negro no permitido», aseveró en el programa Diálogo Con de Televen.
A su juicio, el petro «es una forma adicional de endeudar al país» porque su valor está sustentado en la extracción del petróleo que sera usado para poder pagar con ese instrumento. El mismo lo calificó de «ilegal», ya que no ha sido aprobado por la Asamblea Nacional, por lo que dijo que ese endeudamiento también es írrito.
Aseveró que para China -u otras naciones con las que negocie Venezuela con el petro- no tendría problemas porque «tendrá la fortaleza de cobrar a la misma tasa en la que se vende el petróleo», sin embargo, planteó que Pekín tendría dudas de que en caso de se produzca un eventual cambio de Gobierno, cómo podrá cobrar la deuda que nuestro país tiene pero  agregó que existen «altas posibilidades» de que se honre el compromiso «si China participa en la reconstrucción de Venezuela».
Olalquiaga considera que con ese instrumento financiero creado por el Gobierno no tendrá gran impacto en el sector industrial venezolano porque el mismo ha sido desestimado por las autoridades.
«Lo ha secado. Ha disminuido su capacidad con todos los controles que han impuesto», denunció.
Pronosticó que para que exista una viabilidad económica en el futuro, es necesario pasar por una reconstrucción política, que traerá una reconstrucción económica. La misma debe ser una verdadera economía productiva, que permita inversiones para recuperar el parque industrial y que vengan nuevas empresas.
Alertó que es muy difícil hacer que las empresa sobrevivan a la situación actual y que debido al éxodo de los venezolanos a otras naciones, los puestos de trabajo quedan vacantes y la puesta en marcha de las industrias se hace cuesta arriba. Estimó que hasta 2017, cerca de 4.000.000 de personas se han ido del país.
Hizo referencia además a las fiscalizaciones que realizó la Sundde a los supermercados recientemente y dijo que eso agravó el desabastecimiento y contribuyó a la diáspora de ciudadanos venezolanos en el mundo.
«La diáspora es la manifestación de la dificultad (…) Existe un debate en que si la diáspora es acaso o no un genocidio porque los genocidios no son solo cuando matas personas, sino cuando las obligas a emigrar en grandes cantidades», dijo.
Criticó también el llamado a la primera subasta del Dicom, en la que se subastaron 337.000 dólares. Aclaró que en primer lugar no es una subasta como tal, sino una asignación «chiquitica» en euros de forma aleatoria y que además es aprobada para traer no materia prima, sino productos terminados.]]>