<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Panaderos del Táchira en alerta ante de escasez de harina de trigo

En Táchira los panaderos no cuentan con un plan de contingencia ante la escasez de harina de trigo que promete acentuarse en los próximos días. Aseguran que el suministro del principal insumo ha sido tan irregular que no se puede asegurar el producto al consumidor.

El presidente de la Asociación de Panaderos del Táchira -Asopan-, Luis Ferreira, alertó a los habitantes ante la escasez del principal insumo, -la harina de trigo- para la elaboración del tradicional alimento de la mesa venezolana.

Señaló Ferreira que se ha tratado la escasez de harina y la reducción en los tiempos de distribución con representantes del consejo panadero del estado y en los molinos, sin embargo ha sido infructuosa una solución por lo que se espera que el desabastecimiento del producto sea mayor el próximo mes.

El representante del gremio panadero explicó que la ausencia de trigo está afectando a más de 50% la producción panadera en todo el territorio nacional.

– Sin harina y suben los precios –

“A parte que no se consigue la harina, que no llega de manera regular su costo ha aumentado en 100% en los últimos 15 días, lo que ocasiona el aumento en la venta del producto final”, precisó.

El pan del Táchira, producto de tradición se está elaborando en menor cantidad desde hace varios meses porque la harina no se consigue. “No estamos dejando de atender al cliente pero nos limitamos a vender en menores cantidades y variedades para no tener que desmejorar la calidad”.

La situación del sector panadero en el estado Táchira es tan crítica que no da ni para establecer un plan de contingencia para los próximos días, dijo el representante de Asopan.

“No vamos a hacer ningún llamado al Gobierno porque ellos ya están enterados desde hace tiempo de la situación, ellos conocen lo que atraviesa el sector panadero. Sin entrar en diatribas políticas, ni entablar posiciones políticas”, indicó.

– Pidiendo a Dios –

Antonio Simone, propietario de una de las principales panadería de San Cristóbal, aseguró que trabaja con los inventarios mínimos de harina y que es imposible hablar de prepararse para un plan de contingencia cuando no cuentan con los insumos mínimos en reserva.

“El único plan de contingencia que manejamos es pedirle a Dios que la política no se meta en las industrias, que nos dejen trabajar como debe ser y que no nos falte la materia prima para ofrecer un buen servicio al consumidor”, puntualizó.

De acuerdo a Simone el negocio panadero ya no es tan productivo como hace un tiempo atrás por lo que han tenido que ingeniarse nuevas estrategias que permitan continuar con una tradición, que en su caso ya tiene más de 30 años.

El aumento del pan ha sido tan exagerado que en la ciudad se ha convertido en un artículo de lujo por el alto costo que refleja su producción, dijo el empresario.

“Los costos de los insumos han aumentado a tal punto que las familias se limitan. No se deja de comprar porque es un alimento primordial, sin embargo se hace en menor cantidad y frecuencia”, puntualizó el panadero.