Pasajeros de Copa Airlines se sienten "cercados" tras suspensión de vuelos

La suspensión de vuelos de Copa Airlines, tras la decisión del gobierno de Nicolás Maduro de romper temporalmente relaciones económicas, comerciales y financieras con 22 personas naturales y 46 empresas panameñas, deja colgando a cientos de pasajeros desde este 6 de abril. 

Pasajeros de Copa Airlines se sienten "cercados" tras suspensión de vuelos

Frustración e incertidumbre son los sentimientos de las personas que se dirigieron este viernes a las oficinas de la aerolínea panameña en Caracas, ubicadas en el Centro Comercial Lido, quienes esperaban que la compañía les resolviera la manera de irse del país.
«Yo viajaba este viernes a la 1:00 pm. Esto me afecta muchísimo porque ya tenía todo planeado. Cita para sacar el DNI la semana que viene en Argentina y reservas en el hotel. Llamé al call center y está colapsado desde las 2:00 am. Acá me dijeron que siguiera llamando. Fui a Maiquetía y habían unas personas procedentes de la India y a ellas sí les vendieron. El tema somos los venezolanos», contó a El Estímulo María Calcurian, que tenía previsto irse a Argentina, haciendo escala en Panamá.
Ainalys Abreu también tenía pautado su vuelo para este viernes a la una de la tarde. La noticia la dejó desorientada. Es contadora y como muchos venezolanos está buscando mejores condiciones de vida en otras tierras. «Estoy esperando respuesta desde las 9:00 am, no sé que hacer. Me siento horrible. Me esperaban con propuestas de empleo en Argentina», dijo con frustración el viernes en la oficina del Centro Lido.
Compró el pasaje en enero por $1.000. «El factor común que tenemos ahorita es irnos», agregó.
Una viajera, quien prefirió no decir su nombre por temor a represalias, indicó que está cansada de no tener información.
La venezolana, que vive en Estados Unidos desde hace dos años, regresó al país solo a apostillar unos documentos, sin ni siquiera imaginar que no podría volver a su residencia según sus planes.
«Esto es una locura, soy ingeniera y debo reincorporarme a mi trabajo para un proyecto que empieza este lunes y obviamente no estaré allí. Mi vuelo salía a Panamá a la 1:20 pm», agregó.
Copa Airlines
Thor-magnus Rafto pasó su cumpleaños número 25 en las oficinas de Copa Airlines reclamando su pasaje, y no en Noruega como tenía planeado. Su vuelo salía este viernes a las 9:00 am para Panamá. Solo venía a Venezuela a visitar a su hermano y a su tía. Es ingeniero electrónico y el lunes 9 de abril se debía reincorporar a su trabajo. «No sé qué voy a hacer. Me comunicaré con mi jefe a ver si me puede ayudar, porque no tengo más dinero para pagar otro vuelo», lamentó.
Rosibel Labastidas también se quedó sin abordar su vuelo hasta Costa Rica pautado para el lunes 9 de abril.
«No es posible que estemos en una situación tan dantesca, por la culpa de un gobierno ineficiente y corrupto. Esto nos afecta a todos los venezolanos. A mí no me interesa el reembolso. Yo debo ir a San José a trabajar y debo ir a ver mis obras porque soy arquitecto. Si me reembolsan me están haciendo perder un dinero a mí y a mi equipo porque estoy moviendo venezolanos desde Perú que sí van a llegar, pero la jefa del proyecto soy yo», agregó.
El gerente de Copa Airlines, Roberto Pulido, aseguró que la aerolínea realizará los reembolsos de los boletos no utilizados en 15 días porque es lo único que pueden hacer.
«Es una situación que se nos escapa de las manos, no tengo los aviones para responderle a la gente. Nosotros hasta ayer operábamos cinco vuelos diarios, tres desde Caracas, uno desde Valencia y uno desde Maracaibo. No sabemos que pasará. Nuestra intención es seguir operando en el país. Ojalá pronto podamos renovar operaciones», dijo desde sus oficinas en el Centro Lido.
Copa Airlines
En el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar en Maiquetía, la situación se repetía. Las pantallas solo anunciaban que las rutas estaban suspendidas. Los pasajeros esperanzados permanecían en el lugar.
Vuelos cancelados COPA
Luis Caballero de 17 años se encontraba en Verona, Italia, compitiendo para clasificar en el Mundial de Esgrima. Cuando llegó a Panamá se enteró que le suspendieron su vuelo a Venezuela, por lo que debió viajar a Bogotá y de allí a Venezuela. Llegó al país a las 9:00 am.
«Como soy menor de edad y estaba viajando solo, la aerolínea se hizo responsable. No tuve que pagar hospedaje, ni comidas a diferencia de otros pasajeros». Sin embargo, le afectó que su maleta aún se encontraba en Bogotá.
«Lo único que tengo es un suéter para el frío. Pero en la maleta tengo mis armas de esgrima y mi uniforme. Cada espada tiene un costo de Bs 20 millones aproximadamente y son prestadas. Nada más el pantalón tiene un costo de Bs 45 millones», dijo.
El joven contó que como es de Cumaná no tenía donde quedarse, ni suficiente ropa. «Debo pagar hotel y comida porque no puedo dejar todo eso aquí», contó con tono de preocupación. Su padre comentó que pasó la noche del jueves esperando a su hijo en el aeropuerto. No tienen carro propio, por lo que ambos deben además conseguir dinero en efectivo para cancelar el pasaje de autobús para regresar a su hogar, que tiene un costo de Bs 420.000.
Virginia García renunció a su trabajo hace tres meses solo para dedicarse a apostillar sus documentos y compartir con su familia antes de emigrar. Para ella Panamá era tan solo una escala. Su viaje tenía como destino Córdoba, Argentina, donde la espera una prima que la ayudará a buscar trabajo como médico. Le preocupa quedarse en Venezuela.
«No quiero que me reembolsen el dinero. Quiero que Copa me resuelva. Necesito salir del país urgentemente», manifestó.
La situación es bastante tensa. García contó que invirtió todos sus ahorros para comprar un boleto en la aerolínea panameña que le costó $844, pues pensaba que era más seguro. No tiene más dinero para pagar otro pasaje.
«Estamos completamente cercados por las malas decisiones de este gobierno. En Venezuela no funciona nada. Es increíble como destrozaron a este país», dijo.
Marelbi Carreño viaja a Chile el próximo miércoles junto a su esposo y a su perro. Compró los pasajes el 28 de febrero a un costo de $906 cada uno. No obstante, por la mascota tuvo que hacer un pago adicional de $125. «Es indignante lo que está pasando ¿Y cómo hago si no tengo más dinero?», preguntó.

 ]]>