Perú acelera programas sociales por temor a protestas en países vecinos

En Perú, las prioridades del presupuesto 2020 son la salud y la educación. Además, buscan elevar la recaudación tributaria para destinar más recursos a planes sociales. En el fondo lo que el gobierno busca es dar un paso adelante a las protestas que se podrían generar.

El gobierno peruano decidió acelerar los programas de reducción de la pobreza por temor a que en el país se repliquen las protestas protestas populares que viven  los países vecinos como Chile, Ecuador y Colombia, dijo este lunes la ministra de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva.

«Creo que (lo ocurrido en la región) ha sido una llamada (de atención) para todos los países y en eso es lo que estamos trabajando, en poder ser más agresivos y poder moverse a otras velocidades en la atención (de los problemas sociales) y el cierre de las brechas» socioeconómicas, declaró Alva en reunión con corresponsales extranjeros.

La ministra dijo que «las prioridades del presupuesto 2020 son la salud y la educación». Además, destacó los esfuerzos por elevar la recaudación tributaria para destinar más recursos a planes sociales. Entre estos planes se encuentran la jornada escolar completa, infraestructura hospitalaria y programas contra la violencia de género.

Con conflictos, pero sin protestas

Alva, una economista de 34 años con una maestría en la universidad estadounidense de Harvard, está al frente de las cuentas y finanzas de Perú desde el pasado mes de octubre.

El país no ha estado exento de conflictos. El 30 de septiembre el presidente Martín Vizcarra disolvió el Congreso en medio de un choque de poderes, pero no ha habido protestas en las calles. El nuevo Parlamento será elegido este domingo tras una campaña marcada por la apatía de los ciudadanos.

La ministra destacó la fortaleza de la economía peruana, aunque ésta tuvo un crecimiento modesto del 2,2% en 2019. A su juicio, esto ocurrió por la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

«Diferentes indicadores muestran que la economía peruana es una de las más sólidas de la región en términos de, por ejemplo, el manejo de la deuda pública, déficit fiscal. Además, al cierre del año estamos entre las economías con menor riesgo país», dijo Alva.

¿Qué pasa con los vecinos de Perú?

En Chile, un clima de violencia e incertidumbre prevalece desde que hace tres meses estalló la crisis más grave en 30 años de democracia. Durante las protestas chilenas han muerto 29 personas y miles han resultado heridas.

En Ecuador estallaron violentas protestas en octubre por la eliminación de subsidios a combustibles, que dejaron 10 muertos. Las manifestaciones fueron lideradas por indígenas y cesaron tras un acuerdo con el gobierno para derogar esos ajustes pactados con el Fondo Monetario Internacional.

En Colombia, Bogotá ha sido foco de inusuales protestas desde el 21 de noviembre contra el gobierno derechista de Iván Duque.

Bolivia también ha vivido violentas protestas, pero no por demandas socioeconómicas. El conflicto boliviano se derivó de cuestionadas elecciones que condujo a la renuncia del presidente izquierdista Evo Morales en noviembre.

La ministra Alva destacó que las protestas en países vecinos no han afectado a la economía peruana. Se espera entonces que Perú crezca 4% en 2020, por encima del promedio latinoamericano (1,6%, según el FMI).