Piden flexibilizar procesos de despachos en los puertos

Valencia. Antonio Landaeta, empresario del ramo agroindustrial y ex presidente de Fedecámaras Carabobo, solicitó al gobierno aligerar los lapsos para el arribo de materias primas alimenticias y con ello disminuir la escasez en los mercados, ya que los inventarios están casi en cero.

Piden flexibilizar procesos de despachos en los puertos

“Yo diría que el gobierno debería dejar que la agroindustria importe de manera directa y no colocarse ellos como importadores y despachadores de lo que traen, es decir, delegar este tipo de actividades en aquellas medianas y grandes empresas, a la par que el gobierno importa para la pequeña agroindustria que no cuenta con el soporte tecnológico y financiero para aguantar lo que significa este procedimiento”, dijo Landaeta.

Pero también solicita que en el proceso de despacho de mercancías en los puertos no intervengan tantas instituciones del Estado, porque estos controles tienden a retardar y a hacer más ineficiente las operaciones en el puerto.

Una gandola que ingresa al puerto a cargar mercancía importada tarda entre cuatro y seis horas para llegar a su destino en el muelle, y luego debe emplear la misma cantidad de horas para salir. Esto hace que un transporte de carga que podría hacer al menos un viaje al día desde el puerto a su lugar de descarga, demore hasta dos días para cumplir esta labor. “Todo esto va demorando los procesos”.

A su parecer si la agroindustria tuviera unos inventarios razonables, las cargas graneleras alimenticias que están llegando al país serían suficientes para mantener un ritmo de producción normal, sin que apareciera la escasez. “La agroindustria tiene inventarios casi en cero, en este momento, y por eso no puede soportar las demoras de la materia prima”.

– Llegan 60.000 toneladas de maíz –

De acuerdo con el reporte diario de Bolivariana de Puertos en Puerto Cabello, las embarcaciones Serene Sky y Ocean Hope comenzaron a descargar maíz amarillo y blanco en los muelles 22 y 28 del terminal carabobeño, desde este martes 23 de agosto. Cada buque contiene 30.000 toneladas métricas de estos productos.

El maíz amarillo se emplea en la fabricación de alimentos para animales, mientras que el blanco lo usan en la elaboración de harina de maíz, uno de los productos con mayor demanda a nivel nacional.

La Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas –CASA-, es el ente responsable de la mercancía que arribó a Puerto Cabello. “Es importante destacar que el Estado ha realizado un plan de importaciones que servirán como soporte a la producción agrícola del país”, indicó Bolipuertos.

Además la estatal informó que esperan que las 60.000 toneladas de maíz sean descargadas en 7 días máximo, con lo que se busca reducir los tiempos de atención de los buques.

El sector público ha impulsado las importaciones de materia prima y esto ha hecho que decrezca la actividad industrial en el territorio nacional, luego de expropiaciones de fincas y empresas que pasaron a manos del Estado.

Una muestra de esta realidad es que para representantes del sector agroindustrial en Carabobo el nuevo granelero del país se ubica en el terminal marítimo de Puerto Cabello, pues por allí se reciben alimentos que anteriormente se cultivaban en tierras venezolanas como arroz, maíz, sorgo, café y granos, por mencionar solo algunos.

De acuerdo a informaciones del puerto carabobeño, actualmente están en operaciones de descargas 8 buques, de los cuales uno solo trae mercancía para el sector privado.

Hay un buque con azúcar, 4 con trigo (uno contiene trigo durum para fabricar pastas, otros dos trigo panadero y el cuarto producto para la empresa Monaca). Asimismo, se descarga un granelero con torta de soya americana y los dos barcos con maíz, uno amarillo y otro blanco.