<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Piden inspeccionar puertos para evitar que se reedite "caso Pudreval"

La diputada del Consejo Legislativo del estado Carabobo, Neidys Rosal, solicitó formalmente por cuarta vez a la Asamblea Nacional, la inspección de los principales puertos del país para evitar que se repita el caso de Pdval que dejó descomponer alimentos en los contenedores que no fueron distribuidos.

Rosal había pedido la investigación en varias ocasiones a la Comisión de Contraloría en el período anterior de la AN y ahora lo hace ante el parlamento con mayoría opositora.

Si bien hubo tres detenidos por ese caso -ya están libres- precisa que la investigación nunca siguió los canales regulares, por lo que exige -estudio en mano- que la Asamblea se aboque a evaluar el caso que dejó pérdidas a la nación por 2.500 millones de dólares.

Entre 2010 y 2012 se pudrieron millones de kilos de comida de Pdval en los principales puertos y almacenadoras del país.

Solo en Carabobo, en 2010, se encontraron 104,547 toneladas de comida dañada y en el mismo año en el puerto de la Guaira se perdieron 160 mil toneladas de alimentos.

pdval

«Conseguimos 6 mil toneladas de leche descompuesta también en 2010 en Santa Rosa de los Taladros en Valencia. Es decir, en total, 2.500 millones de dólares destinados a adquirir comida por Pdval se perdieron entre 2010 y 2012», dijo.

La diputada indicó que la inspección debe realizarse en Puerto Cabello, Guanta, Maracaibo y el Puerto de La Guaira, donde sugiere se verifiquen las condiciones de almacenamiento de las mercancías.

Reconoció que en estos momentos llegan pocos barcos a los muelles venezolanos pero que aún así es mercancía que debe ser cuidada. «Llega de uno a cinco barcos mensuales al país», dijo.

Rosal también pidió que se haga una inspección a las redes de Mercal, Pdval y Abastos Bicentenario. «Vemos que existe una Operación de Ataque al Gorgojo, pero que los principales responsables de esto (corrupción) no están siendo investigados».

La parlamentaria de Carabobo estimó que 60% de las empresas de alimentos del país están en manos del gobierno y se encuentran paralizadas.

Acotó que Lácteos los Andes, Industrias Diana, Fextún S.A. y Parlamat, son algunas de las compañías expropiadas por el Estado y «no están funcionando». Señaló que la leche que producía Parmalat, expropiada en 2009, ya no se ve en los mercados.

Añadió que nueve de los 16 centrales azucareros de la nación están paralizados por falta de caña de azúcar.

Rosal asegura que los trabajadores de las empresas nacionalizadas protestan porque temen una parálisis total. Además dice que no la dejan acceder a los espacios de las compañías para verificar su actual estado, ni a los principales puertos del país.